Domingo, 20 de Mayo del 2018. Guayaquil, Ecuador
Actualidad
paul_perez_1_72099_crop_650x34000

17 mayo, 2018

Según recomendación de Galo Chiriboga, Paúl Pérez y no Thania Moreno debía ocupar Fiscalía General Subrogante

En 2016, se suscribió un documento para que nombramiento tome en cuenta proceso de categorización

Paúl Pérez, fiscal encargado del Estado, indicó que, en 2016, los fiscales provinciales pidieron al anterior Fiscal General del Estado, Galo Chiriboga, que el proceso de selección y de designación del Fiscal General del Estado Subrogante considere el proceso de categorización, en donde él es el mejor puntuado. Detalló que sobre el tema se suscribió un acuerdo y Chiriboga recomendó, en la disposición general, que Paúl Pérez Reina debía ser juramentado en el cargo, no obstante, el mismo fue otorgado a Thania Moreno. Pérez ingresó a la Fiscalía General del Estado en el año 2002, iniciando su trabajo como asistente de fiscales.

“En este tiempo hemos adquirido la experiencia suficiente como para poder dirigir la institución, sobre todo, porque nosotros, como Fiscalía General, perdimos, lamentablemente, nuestra autonomía administrativa porque, a partir de que el Consejo de la Judicatura asumió las funciones administrativas de control, especialmente, disciplinario, como Fiscalía quedamos a disposición del Consejo de la Judicatura”, mencionó.

Detalló, de igual forma, que como funcionario de carrera fue sometido a varios procesos rigurosos de evaluación.

“No solamente fue un proceso de evaluación, fueron varios procesos de evaluación, el primer proceso de evaluación, al cual nosotros fuimos sometidos, fue al proceso de categorización de fiscales”, explicó.

El Consejo de la Judicatura emitió una resolución en el diciembre del 2014 para convocar al concurso de méritos y oposición para el proceso de categorización de fiscales, que se realizó en el 2015.

“Una vez que se da el proceso de categorización, expide la resolución 375-2015, en el proceso de categorización, conforme lo establece el artículo 47 del Código Orgánico de la Función Judicial, taxativamente dice la ley que el mejor puntuado de la última categoría debe ser quien ocupe el cargo en el régimen especial del Fiscal General del Estado Subrogante”, expresó.

Si el artículo 47 habla de la categorización, el 290 habla del mejor evaluado, explicó Pérez, quien obtuvo 99.83 puntos en ese proceso.

“Luego, se organiza el concurso para fiscales provinciales, lógicamente, no obtengo el primer lugar porque los resultados fueron totalmente diferentes, sin embargo, en ese proceso hubo recalificaciones, esa ha sido la incógnita de muchos compañeros: ¿A quiénes se realizó recalificación de los puntajes y a quién no? ¿Con cuántos puntos se recalificaron? Es una información que, hasta el día de hoy, no conocemos”, sostuvo.

En cuanto al proceso de fiscales provinciales, Paúl Pérez, en donde obtuvo el octavo lugar, citó las diferencias con el de categorización.

“El proceso de categorización lo que permitía es acceder a cupos para categorización de fiscales en tres, dos y uno, los 70 primeros, que ocupamos los puntajes, quedamos en categoría tres, es decir, existen, actualmente, 70 fiscales, a nivel nacional, que se encuentran en la categoría tres, que es la última por el momento, porque el Código habla de categorías de la una a la diez, como existen 70 fiscales categoría tres de acuerdo en orden de puntuales, los siguientes 70 se encuentran en categoría 2, los demás fiscales, que no obtuvieron los puntajes suficientes para entrar a estas dos categorías, quedaron en categoría uno”, detalló.

Acerca del oficio de la Procuraduría General del Estado, en el que señala que la persona con mejor evaluación dentro del régimen de la carrera de la función judicial en el organismo, reemplazará a la autoridad faltante en casos de ausencia temporal y le subrogara si la ausencia fuere definitiva hasta que se designe al titular, el Fiscal precisó: “Si somos absolutamente legalistas y cumplimos con lo que dice taxativamente el Código Orgánico de la Función Judicial, en el artículo 47, tenemos que inferir que el artículo 47 taxativamente dispone que es el mejor puntuado de la última categoría”.

“Se pretendió interpretar o considerar únicamente el artículo 290, el argumento que ha manifestado, en este documento, la Procuraduría, se habla de una última evaluación, sin embargo, la ley no dice la última evaluación, lo que dice es: el mejor puntuado de la última categoría, y en el 290 dice: el mejor evaluado”, insistió.

Los dos artículos debieron haber sido respetados y cumplidos, evitándose una consulta a la Procuraduría “que no era necesaria”, dijo Pérez.

Sobre su posesión a cargo del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social de Transición y no por parte del Consejo de la Judicatura, como lo estipula la Procuraduría, Pérez aseguró que el Consejo interino, por la consulta popular, encargarle la Fiscalía General.

“Constitucionalmente, el Consejo de Participación Ciudadana tiene una atribución para nombrar al Fiscal General, en la ley y en la Constitución así está establecido, el Consejo de Participación Ciudadana Transitorio lo que ha hecho es encargar la Fiscalía General en virtud de la denuncia que se presentó en su debido momento ante el Consejo de Participación Ciudadana, fue examinada, analizada y consideraron, en este caso, que en la transición, podrían encargar la Fiscalía General”, enfatizó.

La autoridad puntualizó que de las atribuciones del Consejo de la Judicatura, basado en el Código Orgánico de la Función Judicial, no se establece que el organismo tiene la facultad de designar al Fiscal General del Estado Subrogante.

“Dice que pueden elegir agentes fiscales, defensores públicos, jueces de primer nivel, de tribunales, de Corte Provincial, de Corte Nacional, pero, en ninguna parte, del Código Orgánico de la Función Judicial existe una atribución del Pleno del Consejo de la Judicatura para designar al Fiscal General del Estado Subrogante, esa ha sido una atribución historia del Fiscal General del Estado”, indicó.

Paúl Pérez reveló que, en 2016, cuando fueron posesionados como fiscales provinciales, en una reunión en Guayaquil con el anterior Fiscal General del Estado, Galo Chiriboga, “habíamos planteado, ante esa administración, que el proceso de selección y de designación del Fiscal General del Estado Subrogante tiene que ser considerado del proceso de categorización”.

“Todos los fiscales provinciales estuvimos de acuerdo, hasta se suscribió un documento, en el cual, como fiscales provinciales, habíamos firmado la mayoría, fueron 16 que estuvimos en una reunión, estuvimos de acuerdo en que se haga la designación y que esa designación provenga de la categorización”, acotó.

Al ser consultado en el programa “El Poder de la Palabra” de Ecuadorinmediato/Radio sobre las razones por las que no lo designaron como Fiscal Subrogante, puesto que tomó Thania Moreno, Pérez respondió: “El anterior Fiscal General (Galo Chiriboga), en virtual de nuestro oficio que presentamos la mayoría de fiscales provinciales, dicta una resolución, en la que recomienda, en una de las disposiciones generales, hace un análisis muy exhaustivo y completo del proceso de categorización y la normativa constitucional y legal, en el que recomienda, en la disposición general, que en el proceso de designación de Fiscal General del Estado Subrogante, en esta ocasión, debería ser designado el doctor Edwin Pérez Reina”.

“Eso lo dijo el anterior Fiscal General, doctor Galo Chiriboga, en función del requerimiento que hicimos los 16 fiscales provinciales, (recomendación que dirigió) al Concejo de la Judicatura, al Consejo Participación Ciudadana y Control Social de ese entonces”, acotó.

Según Reina, el Consejo de la Judicatura, cuando se entera de la resolución de Galo Chiriboga, envían la consulta a la Procuraduría General del Estado.

“Cuando existe este pronunciamiento, en ningún momento, se habla de la última evaluación, lo que dice es la evaluación más reciente”, dijo.

Recalcó que en Centro América tienen un régimen en donde el Fiscal General del Estado, únicamente puede ser un funcionario de carrera.

Pérez Reina manifestó que mientras dure su encargo, “pondrá todo su empeño, sacará toda la institución adelante y que los funcionarios tengan la seguridad de que pueden trabajar con absoluta libertad, pero con respeto a la Constitución”.

Explicó que su principal eje de trabajo es el combate a la corrupción y crimen organizado. “Cuando inicié en la Fiscalía empezamos en la Unidad de lucha contra las drogas, en las que incluso fuimos amenazados de muerte. Combatir el crimen no es una misión fácil”, precisó.

Por último, sostuvo que, como funcionarios de carrera, “he demostrado que nuestro trabajo es con absoluta honestidad”.

ECUADORINMEDIATO