Sábado, 22 de Septiembre del 2018. Guayaquil, Ecuador
Deportes
El pequeño Emanuel Ginóbili, a punto de encestar con la camiseta de Bahiense del Norte. (Foto: Facebook Bahiense del Norte)

El pequeño Emanuel Ginóbili, a punto de encestar con la camiseta de Bahiense del Norte. (Foto: Facebook Bahiense del Norte)

29 agosto, 2018

Se retiró Manu Ginóbili: cómo impactó la decisión en su primer club

En Bahiense del Norte, la institución en la que se formó, que presidió su papá Yuyo y que hoy lidera su hermano mayor Leandro, hubo sorpresa por el anuncio.

Con un mensaje cargado de emoción y reconocimiento, el club Bahiense del Norte comentó el retiro de Emanuel Ginóbili, su jugador emblema y el que da nombre a su estadio. “Finalmente Manu decidió retirarse. Fueron 23 años de una carrera llena de logros. Comenzó en nuestro club, pasó por la Selección Argentina para dejar una huella imborrable y llegó hasta la NBA para quedarse por mucho tiempo y seguir haciendo historia, de la grande, ahí. Solo queda decir gracias ¡Te esperamos en casa!”, dice el posteo que la entidad realizó en su página de Facebook. El mensaje culmina con las etiquetas #GraciasManu y #OrgulloBahiense y está acompañado de tres fotos: la que el propio Manu utilizó para anunciar su retiro en Twitter, la de su salida del estadio en Río de Janeiro en 2016 cuando le dijo adiós a la selección y una en blanco y negro, con la camiseta 6 que utilizaba en su club, en el aire y a punto de encestar.

Alejandro Navallo entrena a la Primera de Bahiense del Norte desde hace más de dos décadas y tuvo a Manu como jugador un par de años antes de que Oscar Huevo Sánchez convenciera a la familia para llevárselo a Andino de La Rioja. “Cuando me preguntan por mi currículum, destaco el orgullo de haberlo tenido, allá por 1995 y 1996. Además de un extraordinario jugador, siempre tuvo humildad y sacrificio”, destaca. Para Navallo, con esos valores “Manu siempre hizo la diferencia, por eso es un orgullo para Bahía Blanca y para el país”. “Se retira uno de los más grandes deportistas de nuestra historia, sino el más grande”, reflexiona para Clarín desde su casa, a metros de donde nació Manu. “Es una persona muy educada, culta y con una mentalidad ganadora”, añade como virtudes.

Recuerda que en pleno lock out de la NBA, en 2011, retrasó su regreso de Bahía a Estados Unidos y se quedó entrenándose con el equipo, que esa temporada sería el campeón local. “Estuvo hasta último momento con nosotros como uno más. Y antes de las finales, en las prácticas, se paraba enfrente y hacía los sistemas de Villa Mitre, el otro finalista, para ayudarnos. Un fenómeno”, rememora. Más allá de priorizar el enorme aporte de Manu al club, la ciudad y el básquet del país, Navallo no deja de considerar una pena la decisión. “Es una lástima. Por cómo terminó jugando la temporada pasada, pensé que podía seguir un año más. Pero, ¡qué más le vamos a pedir con todo lo que nos dio!”, comenta el técnico.

Esta noche, con su equipo, deberá defender la punta del torneo local de básquetbol frente al escolta Liniers. Allí estará la familia basquetbolística de Bahiense del Norte en la tribuna visitante, conmocionada por el anuncio del adiós de la actividad del más grande que pasó por la entidad. Y que dejó un legado que sigue con los cinco jugadores del club que acaban de consagrarse campeones provinciales de la categoría sub-17 con la selección de Bahía Blanca en Junín. Con la edad que tenía Manu cuando dejó el club, celebran Martín Fagotti, Pedro Rossi (MVP del torneo) Bautista Ott, Iván Gómez Lepez y Manu Fernández (sí, otro Manu).

Hasta en Bahiense del Norte, el club donde se formó, que presidió su papá Yuyo y que hoy lidera su hermano mayor Leandro, hubo sorpresa por la decisión del retiro del jugador emblema y que le da nombre al legendario estadio de la calle Salta 29. Navallo, que vive a la vuelta, en la ya mítica cortada Pasaje Vergara donde viven los padres de Manu y se criaron los tres hermanos, se enteró por televisión del anuncio. “Hace pocos días, Leandro me dijo que ni él sabía. Siempre fue muy reservado con sus decisiones", comenta Navallo.

EL CLARIN