Lunes, 20 de Agosto del 2018. Guayaquil, Ecuador
Tecnología
1533780386_124798_1533781262_sumario_normal_recorte1

9 agosto, 2018

Samsung Galaxy Note 9: el lápiz electrónico se transforma en mando a distancia

Samsung quiere seguir peleando el trono de los móviles de alta gama a los iPhone de Apple. Las ventas algo decepcionantes de su Galaxy S9, su último terminal estrella, reportadas en el segundo trimestre de este año le han alejado de ese ansiado pódium. Por eso el fabricante surcoreano ha tirado la casa por la ventana para la presentación de su nuevo Galaxy Note 9, el móvil marca de la casa que incorpora un lápiz electrónico (S Pen) como seña de identidad, y con el que quiere seguir batiéndose con su rival americano en el exclusivo club de lossmartphones de los 1.000 euros. Una definición rápida del nuevo smartphoneNote 9 es que es un S9 mucho más potente, con cámara mejorada y un lápiz electrónico reconvertido en mando a distancia

La marca surcoreana sabe que mantenerse en la cumbre exige un doble esfuerzo. Es el fabricante  que más móviles vende en el mundo pero ya le pisa los talones Huawei, que acaba de superar a Apple en el segundo lugar. No obstante, la marca de la manzana sigue siendo de lejos la más rentable (algunos dicen que la única). Consigue vender su iPhones más caros que ningún otro móvil de cualquier competidor, incluso aunque tenga menos prestaciones. Sobrepasó la barrera de los 1.000 dólares con la versión básica de su iPhone X y ya no se va a bajar de ahí. Y Samsung tiene que atender a los dos frentes: se ve en la obligación de seguir vendiendo muchos terminales de gama media para dar batalla a las marcas chinas como Huawei o Xiaomi, pero al mismo tiempo no puede descuidar la pasarela de la alta gama en la que reina Apple,

No es de extrañar que haya vuelto a elegir Nueva York para el desfile y presentación de su nuevo flagship, el Galaxy Note 9.  La mejora del stylus S Pen es la novedad más importante del nuevo Note 9 respecto a su antecesor Note 8, presentado hace un año. El terminal ha dotado de bluetooth a su icónico lápiz de forma que se puede transformar a voluntad con el menú de configuración en un mando de control remoto para presentaciones de PowerPoint, visionado de vídeos, toma de fotografías, galería de imágenes, o reproductor de música.

Por ejemplo, presionando el botón del lápiz durante más de dos segundos se abre la cámara; con un clic se hace una foto; con doble clic se cambia a la cámara de los selfies. En una presentación o en el reproductor, con un clic se pasa a la siguiente imagen o canción y con dos a la anterior. Es solo una combinación porque las órdenes a ritmo de click se puede cambiar en los ajustes del S Pen. Además, la autonomía está asegurada porque basta meterlo en el smartphonedurante 30 segundos para que funcione durante 40 minutos o 200 clicks.

El Note 9 también aumenta memoria, capacidad y velocidad de procesamiento, gracias a un nuevo sistema de refrigeración por líquido que disipa el calor de los circuitos a pleno rendimiento. Aunque ya el Note 8 acabó definitivamente con el problema de las baterías explosivas del Note 7, su sucesor da un paso más allá con este sistema que disipa el calor tres veces más rápido.

La batería pasa de los 3.300 del Note 8 a los 4.000 mhA del Note 9, lo que asegura 25 horas de vídeos. También trae carga rápida e inalámbrica para contentar a los ávidos usuarios que siempre están pensando que su batería se va a agotar en cuanto salgan de casa. Además, Samsung ha presentado también un doble cargador inalámbrico, con una superficie para el teléfono, y otro, más pequeña, para un reloj inteligente.

EL PAÍS