Sábado, 22 de Septiembre del 2018. Guayaquil, Ecuador
Salud
1081623880-1

2 septiembre, 2018

¿Quieres que te paguen por comer aguacate? ¡Te contamos cómo!

Cuatro universidades estadounidenses están llevando a cabo un estudio para conocer si comer un aguacate por día tiene un impacto en el balance energético y el metabolismo. Para eso, buscan voluntarios que serán remunerados con dinero, regalos... ¡y muchos aguacates!

El estudio, denominado 'Ensayo de Aguacates y Dieta Habitual' (HAT, por sus siglas en inglés), requiere que los voluntarios coman un fruto por día o, en su defecto, no coman más que dos piezas por mes.

Los afortunados tienen que estar dispuestos a acudir a ocho visitas médicas en un lapso de seis meses; realizarse dos resonancias magnéticas; responder cuatro llamadas sin previo aviso sobre hábitos alimenticios y observar estrictamente el protocolo del estudio, incluso en festejos.

A cambio, los participantes recibirán 300 dólares si completan el estudio, pequeños regalos y aguacates gratuitos, ya sea durante el estudio o después. Asimismo, tendrán a disposición algunos de los resultados de los análisis.

Sin embargo, es necesario dedicar tiempo a cada instancia que varía entre 15 y 20 minutos para retirar los materiales necesarios cada dos semanas y dos horas para las visitas médicas en las que se toman resonancias.

Pero no todo es tan fácil. Los participantes deben tener al menos 25 años y no haber tenido un cambio de peso sustancial en los últimos meses. Los hombres, deben tener un mínimo de 101 centímetros de cintura y las mujeres 89.

El índice de masa corporal (un coeficiente entre el peso y la altura) es uno de los datos por los que se seleccionan los participantes: debe ser al menos de 25 en las mujeres y 27 en los hombre, lo que significa sobrepeso.

Además, debes vivir cerca de uno de los cuatro centros de estudios participantes: la Universidad Tufts, en Boston; la Universidad de Loma Linda; la Universidad de Pensilvania en Hershey y University Park o la Universidad de California en Los Ángeles.

SPUTNIK