Domingo, 22 de Abril del 2018. Guayaquil, Ecuador
Economía
Proceso de enseñanza para elaborar abonos orgánicos

Proceso de enseñanza para elaborar abonos orgánicos

16 abril, 2018

Productores de Zaruma aprenden a elaborar bioinsumos

Con la elaboración de bioinsumos se pretende mejorar la producción y productividad abaratando los costos de producción.

Machala. Con la finalidad de aprender a elaborar bioinsumos, productores del sector La Chorrera, de la parroquia Güizhaguiña del cantón Zaruma asistieron al día de campo organizado por el Ministerio de Agricultura y Ganadería, a través de la Dirección Provincial Agropecuaria de El Oro.

Más de 20 integrantes de la Asociación de Productores Agropecuarios Río San Luis, dedicados a cultivar ciclo corto, caña de azúcar, café y frutales, llegaron a la finca de Orlando Valverde, presidente de la asociación, para el evento “Día de campo cultivo de frutilla y elaboración de bioinsumos”.

El objetivo de estos talleres es fortalecer el conocimiento de los productores, de forma teórica y práctica, aplicando principios científicos de la agroecología y los saberes ancestrales, para el diseño, implementación y el manejo de sistemas agropecuarios sostenibles, sin deteriorar los recursos naturales, el ambiente y la salud.

Para la elaboración de caldo sulfocálsico, que sirve para control de enfermedades, se utilizaron dos kilos de cal P24, dos kilos de azufre, dos kilos de ceniza, 30 litros de agua sin cloro, recipiente con capacidad para 40 litros.

Estos materiales se someten a ebullición por un lapso de 20 minutos, hasta que se torne color ladrillo, el producto obtenido es el mejor fungicida preventivo para enfermedades. El caldo sulfocálsico se usa de uno a cinco litros en 20 litros de agua para la aplicación en las plantas.

Para la elaboración del repelente para las plagas se usó un libra de ajo, una libra de ají, dos litros de guanchaca y una botella plástica de tres litros.

Para el procedimiento, se machaca el ajo y el ají, se deposita en la botella con guanchaca para macerar por el lapso de diez días. El producto obtenido es el mejor insecticida repelente para plagas. Se usa de uno a cinco centímetros cúbicos por litro de agua.

En la finca, además, ya están establecidos dos invernaderos con cultivo de frutilla, un total de 100 plántulas, con monitoreo y seguimiento previo; que con la variedad de cultivos como: frutales, caña de azúcar, entre otros, presenta las condiciones para implementar una granja integral.

La etapa invernal anormal, marcada por una baja precipitación, no ha afectado significativamente al desarrollo del cultivo, teniendo en consideración que se cuenta con invernadero. La presencia de los hongos, mancha purpura o viruela (Mycosphaerellafragariae) en el follaje, moho gris o podredumbre de la fruta (Botritissp) ha sido baja.

Además, se realizó la toma de muestra y envió al laboratorio de Agrocalidad plagas de alta incidencia económica en el cultivo de zapote y guayaba.

En el caso del zapote se trata de larva defoliadora de lepidóptero, que a decir de los productores ha afectado significativamente la producción. Una plaga del orden coleóptera utiliza como fuente de alimentación y reproducción la fruta de guayaba madura, por lo que se colectaron larvas de lepidópteros y adultos de coleópteros en alcohol al 60%, para su respectiva identificación.  (MAG/LA NACIÓN)