Viernes, 21 de Septiembre del 2018. Guayaquil, Ecuador
Economía
11internet

7 septiembre, 2018

Posible impuesto a gigantes de Internet genera polémica en Europa

 Países de la Unión Europea (UE) mantienen hoy posturas discordantes sobre la posible aplicación de un nuevo impuesto a las transacciones digitales, que afectaría a gigantes de Internet como Google, Apple, Amazon, Facebook y Microsoft.

El comisario de Asuntos Económicos del bloque regional, Pierre Moscovici, reconoció este viernes que hasta defensores de la propuesta abogan por profundizar el análisis ante las posibles repercusiones negativas en diferentes esferas de la producción y los servicios.

'No me puedo imaginar que un país como Alemania realmente lo rechace (el impuesto a las transacciones digitales). Entiendo que piden algunas precisiones, que quieren calibrar la cosa. De acuerdo, debatamos', señaló el funcionario.

El tema, confirmó, será discutido este sábado en la reunión informal que sostienen aquí los ministros de Economía y Finanzas de la zona euro.

'Por lo que yo sé, ha habido progresos, hay posibilidades (...) y si hay posibilidades, llegaremos a un acuerdo', sopesó el político francés.

La propuesta de la Comisión Europea es hacer tributar a las compañías tecnológicas en función de los ingresos que generan en cada estado de la UE, en lugar de hacerlo según los beneficios en esos territorios.

Por concepto de impuestos, las grandes multinacionales tecnológicas pagan proporcionalmente menos que las empresas de sectores tradicionales, al mantener una carga tributaria media del 9,5 por ciento inferior al promedio de 23,2 por ciento en el conjunto del área, sustentó la Comisión.

Para aminorar la diferencia impositiva, el ejecutivo comunitario recomendó introducir un impuesto temporal del tres por ciento a las grandes compañías digitales, cuyos ingresos generados en la UE superen los 50 millones de euros y su volumen de negocio global anual ascienda a más de 750 millones de euros.

La iniciativa recomendó también modificar las normas europeas sobre los distintos Impuestos sobre Sociedades para que los beneficios sean registrados y sujetos a gravamen en el país donde efectivamente se produzcan, con independencia de si la empresa tenga o no una sede física en las jurisdicciones en cuestión.

A juicio del ministro alemán de Finanzas, Olaf Scholz, deben encontrarse 'formas adecuadas' para que las multinacionales paguen una cantidad justa de impuestos y no trasladen beneficios fuera de la UE.

'Una cuestión esencial es cómo impedir que se eviten los impuestos. Hemos lanzado una iniciativa junto a Francia y ahora se trata de encontrar formas adecuadas para garantizarlo', insistió Scholz.

El asunto, dijo, es complicado y 'no puede haber soluciones sencillas'.

mv/mjm/chm

PRENSA LATINA