Miércoles, 19 de Septiembre del 2018. Guayaquil, Ecuador
Economía
untitled-1-91-696x435

18 junio, 2018

Patricio Alarcón: “El sector privado tuvo que apagar los incendios estatales”

El ambiente en el edificio de Las Cámaras, en Quito, es diferente. Las posturas críticas contra el Gobierno se cambiaron por alternativas de diálogo y buenas relaciones.

Patricio Alarcón, nuevo presidente del Comité Empresarial Ecuatoriano, ve con optimismo las señales de cambio del presidente LenínMoreno y espera que la relación fluida entre lo público y privado se mantenga en el largo plazo. En su oficina de la Cámara de Comercio de Quito, de la cual también es presidente, recibe a EXPRESO para hablar del buen romance con el Ejecutivo. Claro que, no desaprovecha la oportunidad para hacer unas cuantas observaciones al modelo morenista.

– ¿Cuál es el nuevo rol del comité tras diez años de cuestionamientos al anterior gobierno?

– Hay que entender la historia del Comité Empresarial. Fue creado para aportar en la obtención del Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos. Los gremios se reunieron para negociar ese acuerdo. En la última década se fortaleció porque hubo temas transversales que afectaron a todos los sectores empresariales y se necesitaba una representatividad. Tuvimos reformas tributarias constantes y alzas de impuestos permanentes, salvaguardas, intentos de leyes de herencia y plusvalía y de aplicación de un timbre cambiario. El comité se fortaleció por esa necesidad de representación en contra de la confiscación del Estado.

– ¿Cuál será el tono del Comité Empresarial? Su antecesor fue conciliador.

– Son estilos diferentes. Se acercan y reclaman de distintas formas. Lo que se mantiene es la defensa del sector empresarial. No es reclamar sino pedir que no se reste valor. Richard Martínez es un hombre muy conciliador, muy estructurado y planificador, tenía buenas relaciones con las cámaras y con el gobierno. Otros reclamábamos con firmeza. Lo que debemos comprender es que, en el anterior y a inicios del actual Gobierno, el comité fue engañado por los anteriores ministros de Finanzas. Patricio Rivera, por ejemplo, reunió a todos los sectores productivos para nada. Hicieron que pierdan el tiempo por 90 días y al final solo se subieron impuestos. Hubo un sesgo político que afectó y eso ha cambiado.

– ¿Se perdió el tiempo con todas las iniciativas públicas? Nathalie Cely, Santiago León y Richard Espinosa se acercaron al sector privado desde el extinto ministerio coordinador de la producción.

– Se equivocaron. Conceptualmente estaban equivocados. No tenían claro el mecanismo para sacar al país de la pobreza. No tenían clara una estrategia para el desarrollo del sistema productivo. No se podía sacar adelante al sector y atraer inversiones si es que el presidente tenía un sesgo ideológico. Uno no puede estar con Dios y con el Diablo a la vez.

– ¿Qué resultados tuvo el comité en ese escenario adverso?

– El comité hizo ciertas propuestas que ahora se están tomando en cuenta. A partir de 2019 no se cobrará el anticipo al Impuesto a la Renta. Ahora se habla de una desmantelación al Impuesto a la Salida de Divisas. Cuando se habló de contratos de inversión para no pagar tributos. Son señales fuertes que dicen mucho, a ratos no nos damos cuenta, y exigimos mucho, de que el país dio un giro de 180 grados. Aún falta mucho por mejorar, pero nosotros apoyaremos todo lo que genere valor y permita crecer más a las empresas y al Ecuador. Claro que también seremos críticos si hay medidas que afecten al sector productivo y al ciudadano.

– ¿Con el actual gabinete, que tiene varios actores cercanos al sector privado, ustedes pueden ser críticos?

– Nosotros tenemos que cumplir con nuestro rol. Se acabó la época de tener que apagar incendios. Antes teníamos que defender constantemente al sector dereformas y cargas tributarias. Ahora el rol es diferente: debemos dejar un plan de desarrollo productivo. Ya no tenemos que apagar los incendios que provocaba el gobierno anterior, se acabó el reclamo. Tenemos que hacer propuestas claras.

– Un pendiente del Gobierno es el tratamiento del IESS, ¿Qué cambios se miran necesarios desde los empleadores?

– Urgen cambios en la administración del IESS. Se debe definir y transparentar la deuda del Estado con el Seguro Social. Además, se necesita un cálculo actuarial y una auditoría forense que refleje la situación real del Instituto y de su banco. También hay que identificar quién se tomó los recursos de los afiliados.

– En su cuenta de Twitter fue crítico del manejo económico del gobierno anterior, ¿qué cuestionamientos hará ahora?

– Mostraremos cómo la situación va mejorando.

www.expreso.ec