Viernes, 21 de Septiembre del 2018. Guayaquil, Ecuador
Opinión
opinion-la nacion

17 septiembre, 2014

Protegido: Papa caliente

Antonio  Aguirre  Medina

antonioxaguirre@gmail.com

 

Una vez que se acabe el subsidio otorgado generosamente por el Gobierno a los transportistas, ellos tienen merecidas justificaciones para aumentar la tarifa del transporte público.

Hábilmente el Gobierno pretende pasar la papa caliente a los municipios, me parece que hay un mal asesoramiento que políticamente le puede causar daño puesto que los alcaldes de varios cantones que suman aproximadamente siete millones y medio de habitantes se han unido y en frente común no han aceptado la responsabilidad de asumir el alza de tarifas y el subsidio para estudiantes y personas de la tercera edad, que representa $350 mensuales por bus. Esto definitivamente tiene su costo político.

A los transportistas en general se les ofreció muchos beneficios cono el plan renova, la chatarrizacion de los equipos obsoletos, llantas reencauchadas, etc., pero parece que estos ofrecimientos no han sido cumplidos e insufiencientes.

El Gobierno debe afrontar los serios problemas que el alza de tarifas ocasionará a todo el país, ya que automáticamente todo subirá de precio y se disparará la inflación aparte del problema social que ello implica, como política de estado deberá asumir la responsabilidad correspondiente.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor