Sábado, 23 de Junio del 2018. Guayaquil, Ecuador
Emprendedores
_895_573_1373697

13 enero, 2018

¿Por qué no ser tu propio jefe?

Cuando un joven decide iniciar un negocio, suelen aconsejarle que es mejor que busque un salario “seguro”.

Sin embargo, muchos chicos ya se animaron a abrir tiendas creativas que generan muy buenas ganancias. Y vos, ¿te animás a crear una empresa?.

Conseguir un empleo al culminar el colegio es muy difícil en nuestro país. Es por eso que muchos jóvenes deciden generar ellos mismos sus ingresos, ofreciendo servicios y productos variados. Venta de ropas online, alpargatas pintadas, remeras personalizadas, comida vegetariana, hasta retratos y caricaturas son solo algunas de las nuevas ideas que surgen de chicos que, con un poco de astucia y talento, se lanzan al mundo de los negocios.

Tal vez parezca difícil crear una empresa, pero, si te ponés a pensar, no es para nada imposible. Sí, al principio será complicado, pues no tendrás tantos clientes como quisieras. Sin embargo, con una buena difusión y precios accesibles, de a poco serás reconocido y tu lista de clientes irá creciendo. Lo importante es que te guste lo que hacés y sepas que, para alcanzar tus sueños, deberás ser responsable y luchar hasta llegar a la meta.

Las redes sociales ayudan bastante en la difusión de un nuevo negocio. Basta con crear una cuenta en Facebook, Twitter o Instagram para que la gente conozca el trabajo que hacés. Subir fotografías de tus productos y postear promociones, sin duda, serán de gran ayuda. La era digital ha facilitado la vida de muchos nuevos emprendedores.

Al principio, seguro tus padres no estarán de acuerdo con que, en vez de ir a buscar un trabajo con sueldo fijo, tomes un camino "que no es seguro" y, probablemente, dirán que no vas a ganarte la vida "vendiendo cositas por internet nomás". Lo que los adultos deben tener en cuenta es que muchas de las grandes empresas se iniciaron así, siendo pequeñas ideas descabelladas. Y, por otro lado , las posibilidades de crecer siendo empleado de una empresa son mucho menores de las que tendrías siendo el dueño y administrador de un negocio propio.

Hoy en día, muchos jóvenes se ganan la vida independientemente, esforzándose para conseguir ingresos y de a poco agrandar sus negocios. Los chicos ya no solo esperan a conseguir trabajos fijos sino que, conscientes de los grandes beneficios que les esperan, se convierten en pequeños emprendedores. Teniendo todo eso en cuenta, ¿todavía tenés miedo de crear tu propia empresa?

ABC.COLOR