Lunes, 24 de Septiembre del 2018. Guayaquil, Ecuador
Entretenimiento
1535701500_093736_1535702107_noticia_normal_recorte1

31 agosto, 2018

Más problemas para Brad Pitt: las casas que construyó tras el ‘Katrina’ se caen

Un abogado de Nueva Orleans anunció el jueves que está preparando una demanda contra Brad Pitt y su Fundación Make It Right porque algunas de las casas ecológicas que construyó después del huracán Katrina sufren un grave deterioro. El letrado Ron Austin dijo a WWL-TV de la ciudad que los residentes de los edificios padecen por este motivo secuelas físicas.

Muy aficionado al diseño, Pitt fundó Make It Right en 2006 - el año después del desastre natural - junto con el diseñador William McDonough para proporcionar viviendas a personas que habían perdido la suya en el Lower 9th Ward durante huracán. Los edificios fueron creados por los mejores arquitectos, incluido Frank Gehry. Pitt, según la página web de arquitectura ArchDaily, se gastó 24 millones de dólares en levantar 86 viviendas, o sea, una media de 280.000 por casa.

El abogado denunció que se "hicieron muchas promesas de arreglar las casas que vendieron inicialmente a estas personas, y no lo hicieron". Pero fuentes cercanas a Pitt aseguran que la estrella de cine ya ha estado trabajando para solucionar los problemas y ha donado más dinero para ello. Los trabajos comenzaron, según esta versión, hace tiempo. "Brad ha estado trabajando en esto desde alrededor de hace un año", ha dicho un portavoz del actor. "Una vez que sabía que había cosas que no estaban a la altura de los estándares que él y otros esperarban, lo abordó. Por eso esta reclamación le ha sorprendido". Las casas tienen goteras e incluso techos rotos.

Los expertos sostienen que  los problemas que afectan a los edificios tienen una construcción descuidada con materiales deficientes. Los expertos creen que algunos pueden repararse pero otros tendrán que ser derribados.

Pitt se quedó fascinado con Nueva Orleáns en 1994, mientras rodaba Entrevista con el vampiro. "Es la ciudad más única de Estados Unidos. A mi familia y a mí nos gusta estar aquí, donde podemos tener una vida normal. Es el único lugar donde podría hacer una locura sin que me consideraran loco", dijo entonces.

EL PAÍS