Miércoles, 19 de Septiembre del 2018. Guayaquil, Ecuador
Emprendedores
252738

11 enero, 2018

Marta y Alberto: dos jóvenes que decidieron emprender para crear su trabajo perfecto

Marta Rueda, psicóloga de 26 años y Alberto Romero, diseñador de 27 son los protagonistas de esta historia ejemplar.

Estos dos jóvenes tenían muy claro que querían dedicarse al mundo de los niños y a la creación de productos para ellos pero eran conscientes de que no existía su trabajo ideal tal y como ellos lo habían imaginado, por eso decidieron emprender.

A un año para acabar sus estudios universitarios Marta Alberto comenzaron a plantearse su futuro profesional. Ambos sabían lo que querían hacer, pero al investigar el sector comprendieron que los diseñadores tenían un papel poco creativo en las empresas de juguetes y videojuegos porque prima la rentabilidad. Según pudieron comprobar, tampoco se involucraba mucho a los psicólogos en el desarrollo de productos para niños. Así, "al ver que no existía nuestro trabajo perfecto nos preguntamos, ¿por qué no?", explican. Tras 3 años dando forma a esta idea, en 2010 nació Fluf. Ahora, Marta y Alberto crean videojuegos y artículos para facilitar la vida de familias y niños. El primer producto que lanzaron fueron los muñecos acompañados de guías para los padres y/o educadores con los que tratar los miedos, las rabietas y solucionar las dudas que puedan surgir en el día a día con los más pequeños. Este mismo concepto lo han llevado a los videojuegos en 'Bye Bye Fears', también enfocado a solventar los problemas de los niños. Ahora no quieren parar de crecer. Pretenden internacionalizar su proyecto y llevar la idea a más formatos para que Fluff se convierta en una marca referente en el mundo del entretenimiento infantil. Pero para llegar hasta aquí este dúo emprendedor ha logrado superar algunas barreras. "En los inicios es más complicado realizar el papeleo o los pagos a la Seguridad Social. Luego, a medida que la empresa crece, lo más difícil es hacer que tu marca se posicione, hacerla crecer en el tiempo y que haya una evolución que se refleje en la facturación", explican. A los futuros emprendedores Alberto y Marta les aconsejan que desarrollen un proyecto que les ilusione pero que además tenga buena base a través de un plan de empresa con que tener claros los pasos a dar. "Es importante que tu motivación no sea únicamente el dinero, porque ante los problemas, la ilusión y la fuerza son lo que te ayudan a seguir adelante", concluyen.

www.diariocritico.com