Sábado, 18 de Agosto del 2018. Guayaquil, Ecuador
Opinión
opinion-la nacion

14 junio, 2018

MANOTAZOS DE AHOGADO

Luis Hidalgo Vernaza

luishidalgov@gye.satnet.net

El Consejo de Participación Transitorio continúa realizando su trabajo independientemente pese a las críticas y berrinches de los grupos detractores que en su gran mayoría fueron funcionarios o acólitos del gobierno Correista.

La última decisión de cesar a los miembros del Consejo de la Judicatura ha permitido que se renueve los aires y que renazca la ilusión de tener una justicia imparcial, transparente. Igual que otros funcionarios removidos que dejaron sus cargos por decisión del Consejo de Participación, Jalkh y compañía critican el proceso y dan manotazos de ahogado, inútil tarea.

El bastión más fuerte que tenía el Correismo era la Judicatura. No había juez o fiscal que no tuviera recelo al aparato represivo originado desde Carondelet y ejecutado por los vocales de dicha Institución.

El meter la mano a la justicia como lo hizo Correa era parte de su proceso de intromisión en todas las funciones del Estado. Colocar en la Judicatura a exfuncionarios de su régimen le garantizaba a su favor y de sus esbirros decisiones favorables.

La parte más compleja está por venir. Los fallos por “El error inexcusable”; las elecciones de jueces a dedo y sin respetar el puntaje obtenido, sumado a otras arbitrariedades e ilegalidades, saldrán a relucir más temprano que tarde.

La designación de los nuevos vocales de la Judicatura dependerá de la transparencia con que se la haga. No se puede caer en los mismos errores.

Falta por evaluar a la Corte Nacional de Justicia y Tribunal Constitucional, luego de esta limpieza el país sentirá que se combate a la corrupción con firmeza.

El dictador fue vinculado al proceso que investiga el secuestro de Fernando Balda, situación que ha puesto con los pelos de punta a todos sus acólitos y secuaces que ven acercarse el dictamen judicial que lo condenara. Les toca ver las cosas desde otro ángulo, por lo que vociferan que se está produciendo una persecución política. Se viro la tortilla.

Para tratar de salvar al dictador de la justicia, luego de que el fiscal lo calificara como un Crimen de Estado, sus fanáticas están solicitando el pronunciamiento de la Asamblea para su enjuiciamiento, leguleyada que cual manotazo de ahogado busca impedirlo.

“Si es con Correa es con todo el pueblo”, reza una pancarta que llevo la correísta Marcela Aguiñaga; seguro que será así, el pueblo está muy consciente del saqueo que se ha realizado, por lo que no permitirá que se queden impune los culpables. Tratan que la mano de la justicia no los atrape. Manotazos de ahogado.

  Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.