Martes, 18 de Septiembre del 2018. Guayaquil, Ecuador
Internacional
Anti-government protesters carry sticks as they run to put up a blockade along the road during the Revolution March towards the Prime Minister's house in Islamabad

1 septiembre, 2014

Manifestantes pakistaníes se enfrentan con la policía, soldados custodian TV estatal

El jefe del Ejército, general Raheel Sharif y el primer ministro Sharif se reunieron el lunes, pero no estaba claro qué temas discutieron.

Soldados y fuerzas paramilitares pakistaníes custodiaban el lunes las oficinas centrales del canal de televisión estatal PTV, luego que una multitud de manifestantes antigubernamentales ingresaron al edificio y sacaron la señal del aire. Los manifestantes liderados por los opositores Imran Khan, un popular jugador de cricket devenido político, y Tahir ul-Qadri, un clérigo, han estado en las calles durante semanas tratando de derrocar el Gobierno del primer ministro Nawaz Sharif. Las protestas derivaron en un caos el fin de semana, con manifestantes enfrentando a la policía en un área del centro cercana a edificios del Gobierno y embajadas, lo que terminó con tres personas muertas. Sharif, quien fue derrocado por el Ejército en un golpe militar de 1999 pero volvió mediante una gran victoria electoral en mayo del año pasado, se ha negado a renunciar. En tanto, los líderes de la oposición han rechazado sus llamados al diálogo, creando un peligroso estancamiento. Los enfrentamientos estallaron el lunes temprano y continuaron esporádicamente durante el día. El canal de televisión estatal PTV y su servicio en inglés PTV World fueron sacados del aire después de que manifestantes ingresaron en sus instalaciones. Una fuente de PTV dijo a Reuters que los manifestantes habían ocupado la principal sala de control y habían roto algunos equipos. Miembros uniformados de una fuerza paramilitar y soldados luego aseguraron el edificio y el canal volvió a salir al aire. En el país con armas nucleares, donde el poder ha cambiado frecuentemente de manos a través de golpes militares en lugar de elecciones, el Ejército probablemente juegue un papel clave en cómo el conflicto se desarrolla, pero no ha intervenido directamente, más allá de reunirse con los protagonistas e instarlos a la moderación.  (Reuter/La Nación)