Sábado, 22 de Septiembre del 2018. Guayaquil, Ecuador
Tecnología
En Destiny, los jugadores son guardianes de la última ciudad del planeta y luchan contra The Darkness y sus aliados alienígenos.

En Destiny, los jugadores son guardianes de la última ciudad del planeta y luchan contra The Darkness y sus aliados alienígenos.

10 septiembre, 2014

Los secretos de Destiny, el videojuego más caro de la historia

Destiny es el principio de una saga de videojuegos de ciencia ficción que se estima podría perdurar toda una década.

Revolucionario y un inmenso proyecto. Solo así puede describirse. Es el juego que cambiará, sin duda, el concepto de videojuego de disparos al combinar, de forma magistral y un nivel gráfico espectacular, elementos de juego de rol y en perspectiva subjetiva. Destiny ha conseguido cautivar al gran público con su vertiginosa apuesta cuyo desarrollo ha costado unos 380 millones de euros, unas estratosféricas cifras que superan con creces las grandes producciones cinematográficas.

Pero el éxito ha venido antes incluso que saliera a la venta ayer en todo el mundo. Su versión de pruebas se convirtió en la más mayoritaria de la historia (4.6 millones de jugadores) y las prereservas del juego ha sido la más demandada de esta joven industria, los videojuegos, que sigue dando pasos agigantados. Mueve más dinero actualmente que el cine y la música juntos, un escenario que muestra la dimensión que ha cobrado el entretenimiento.

No solo es Destiny la palanca. Juegos como Grand Thef Auto V, que recaudó unos mil millones de dólares en sus primeras 24 horas, o Call of Duty: Ghosts, la última entrega de la popular saga bélica, que también generó cifras similares, son solo algunos ejemplos del poder de las narrativas audiovisuales.

El nuevo juego de la desarrolladora Bungie, creadores de la franquicia Halo, otro de los más exitosos videojuegos de todos los tiempos, supone un título, de reciente creación, sorprendente. La versión completa del juega con un terreno ganado y, pese a las dudas de su extensión, con una expectación similar a la de una estrella de rock and roll.

“Creemos que tenemos la oportunidad de lanzar algo inmenso, no solo en el panorama de los videojuegos, sino también en el aspecto de la cultura pop. Es francamente emocionante llegar al día del lanzamiento con este gran apoyo y entusiasmo de los fans y de todos los puntos de venta donde estará disponible el juego. Momentos como éste no ocurren todos los días”, asegura Eric Hirshberg, consejero delegado de Activision, distribuidor del juego que está disponible para PlayStation 4 y Xbox One, aunque también se ha diseñado para las consolas de sobremesa de anterior generación.

La historia es una especie de «Star Wars» en donde el jugador toma el control de su propio personaje, creado y diseñado por él mismo y capaz de mejorar su armamento y habilidades. El jugador encarna a un personaje, el guardián de la última ciudad de la Tierra, capaz de explorar las antiguas ruinas del Sistema Solar, en un universo vivo y con un fuerte componente social, repleto de jugadores.

El entorno es dinámico y muy sugerente. Aquí hay que viajar a través de escenarios de todo tipo, que abarcan desde las dunas rojas de Martehasta las exuberantes junglas de Venus y construirás tu propia leyenda mientras tus amigos y tú os aventuráis en las estrellas para reclamar los tesoros y secretos perdidos tras el colapso de la humanidad. (Internet/La Nación)