Sábado, 18 de Agosto del 2018. Guayaquil, Ecuador
Turismo
boda-leal-millan-fotografo-juan-pablo-velasco

11 junio, 2018

Los artistas de la fotografía se suman a la campaña “Ecuador is Love”

El turismo de romance y bodas impulsa la activación de diversas industrias a nivel nacional. Son varios los proveedores que ya  se benefician de esta actividad que puede dejar importantes recursos para la economía local. La campaña “Ecuador is Love”,  impulsada por el Ministerio de Turismo, dio sus primeros efectos  el pasado dos de junio, cuando Mayela Leal, venezolana y Gary Millan Jr., estadounidense, decidieron unir sus vidas bajo la mirada de los cielos ecuatorianos.

En este contexto, la fotografía de bodas vive un nuevo concepto al abrirse un potencial mercado en el país. Juan Pablo Velasco, fotógrafo quiteño, fue el profesional que capturó la unión de Leal y Millan.

Juan Pablo nació en una familia que gusta del arte. Desde pequeño recibía obsequios como pinturas y acuarelas lo que le hizo despertar su cariño por el arte. El dibujo, la fotografía y el cine fueron inspiraciones durante su juventud, mas no fue hasta que compró su primera cámara digital que su pasión por la fotografía afloró. Fue en la boda de su mejor amigo, cuando, hace seis años, descubrió su afinidad por la temática romántica. Esto le llevó a especializarse alrededor del mundo.

Sus primeros estudios los realizó en el Centro de la Imagen, Arte y Fotografía (CIAF). Sin embargo, Juan Pablo fue más allá e invirtió en su capacitación. Ha tomado contacto con referentes de la fotografía a nivel mundial para ser partícipe de cursos personalizados dentro y fuera del país. Velasco tiene influencia de referentes mexicanos, eslovenos y norteamericanos. El año pasado realizó un curso “inspiracional”, en New York, donde la temática, además, de ser técnica, buscaba descubrir los secretos para captar la esencia de las parejas.

Durante seis años se ha dedicado a mostrar las bellezas del país a parejas nacionales y extranjeras, usando como cómplices de amor los rincones del país. Gracias a la campaña “Ecuador is Love”, el fotógrafo se sumó a la estrategia promocional para vivir experiencias de romance en el país.

En junio del año pasado, Velasco fue contactado por la novia para que su mirada capture uno de los días más anhelados de su vida. “Fotografiar una boda me hace sentir como en una película”, dice enfatizando que busca captar emociones, momentos y reacciones dejando que los hechos transcurran espontáneamente, sin interrumpir en el evento, y así entregar un recuerdo auténtico.

Juan Pablo considera que el país tiene potencial para posicionarse en los destinos de romance. Las características propias del Ecuador lo convierten en un escenario diverso y adaptable al gusto de quienes se ven hipnotizados  por su belleza. El clima, los paisajes y la historia de sus lugares son componentes a favor del país. Para el fotógrafo organizar una boda el Ecuador es posible en cualquier temporada del año, no siendo el caso de otros países que tienen estaciones marcadas, pues se dificulta aprovechar ciertos escenarios.  Además, resalta que los  servicios de banquetes, decoración, música y flores son de primer nivel en el país, lo cual ayuda a potencializar aún más las ventajas que tiene el país para realizar eventos.

Las parejas que vienen desde el exterior para vivir su romance, tienen la expectativa de llevarse un recuerdo inolvidable y qué mejor oportunidad para mostrarle al mundo el paraíso ecuatoriano.

“Es muy agradable tener gente de afuera para una boda porque vienen con una visión de lo que quieren, con una energía y felicidad de aprovechar el momento.  Vienen con el  chip de aprovechar todo al máximo”, expresó Velasco.

Las parejas e invitados extranjeros invierten tiempo y dinero al asistir a eventos como el del pasado dos de junio. Aprovechar al máximo estas oportunidades es lo que se busca impulsar a través de la campaña “Ecuador is Love”. Para el caso de la fotografía, esto representa la oportunidad de capturar la esencia del país, ya sea en sus iglesias barrocas, exquisita gastronomía, playas exóticas o rituales ancestrales.

Fotógrafos, chefs, wedding planners, floristas, guías de turismo y otros profesionales involucrados en la organización de los eventos de romance en Ecuador están percibiendo los beneficios de esta iniciativa  por cuanto dinamizan la economía nacional y permite explotar las potencialidades de los destinos que posee Ecuador en sus cuatro mundos.