Jueves, 20 de Septiembre del 2018. Guayaquil, Ecuador
Emprendedores
5b75b6b31f475

17 agosto, 2018

Las mascarillas orgánicas, el gancho de este negocio

Un problema de infección cutánea y el interés por crear productos naturales para la piel en el Ecuador impulsó a Claudia Rivera a crear su marca de belleza.

Uwi se desarrolló en julio de 2016 tras un problema de acné que sufrió Rivera, cuando tenía 23 años. Tras esa experiencia, Rivera decidió certificarse como instructora de Yoga, lo que permitió cambiar su estilo de vida.

En ese año, la emprendedora elaboró sus primeras muestras de cosmética ancestral con productos orgánicos provenientes de la naturaleza ecuatoriana.

Uwi mantiene una línea de productos libre de conservantes y químicos perjudiciales para la salud de la piel.

El producto estrella del emprendimiento son las mascarillas orgánicas faciales, corporales y capilares. Sin embargo cuentan también con jabones, shampoo y aceite tónico facial.

Esta variedad de cosméticos viene en diversas presentaciones. Los precios oscilan desde USD 9,99 a USD 14,99 de acuerdo al cosmético.

Uwi elabora sus productos de manera personalizada. Los consumidores tienen la oportunidad de elegir los ingredientes de sus cosméticos de acuerdo a las necesidades de su piel. La marca también ofrece limpiezas faciales dentro de su local ubicado en el norte de Quito. Estos servicios cuentan con Limpieza Facial Profunda y Limpieza Facial Express. Los precios van desde USD 14,99 hasta USD 39,99.

La emprendedora trabaja con su madre y una cosmetóloga. Las dos colaboran con la atención en los servicios de limpieza facial. Rivera se encarga de la gestión y administración del establecimiento.

Las ventas de la microempresa se gestionan a través de las redes sociales como UWI Cosméticos Ancestrales y de su local ubicado en el norte de Quito que abrió sus puertas en mayo del presente año.

La marca cuenta con una página web www.uwi.ec en la que se oferta la variedad de productos y los tratamientos dermatológicos.

The Lab Quicentro es un punto de venta en el que se ofrecen los cosméticos del emprendimiento.

Esta gestión de ventas on line permite a la microempresa expandir sus productos a escala nacional. Dentro de los próximos meses Rivera piensa estandarizar su marca a escala internacional.

La materia prima de Uwi proviene del especialista en cosmética natural Pablo Coba y de la empresa Jaitel, quienes se encargan de maquilar los insumos. Asimismo, ciertos ingredientes de las mascarillas se distribuyen de diversos sitios del país.

Entre remodelación, adecuación y elaboración de productos, la microempresa requirió de, aproximadamente, USD 50 000 como inversión inicial.

En cuanto a ingresos mensuales, la marca factura un promedio de USD 4 000 desde mayo de 2018. Esta cifra incrementa en días festivos y épocas del año. Raquel Vasco se realizó la limpieza facial profunda. La joven asegura que este servicio ayuda a regenerar la piel del cutis. Andrea Rojas, en cambio, adquirió el jabón y el shampoo orgánico. “Los productos no producen irritaciones por sus componentes”.

RL