Lunes, 16 de Julio del 2018. Guayaquil, Ecuador
Turismo
ballenas-puerto-lopez-359

9 julio, 2018

Las gigantes ballenas jorobadas y sus ciclos de vida

La costa ecuatoriana en Santa Elena, Manabí y Esmeraldas,  ya reciben a las gigantes ballenas jorobadas. Su nombre científico Megaptera novaeangliae significa “grandes alas de Nueva Inglaterra”, cuyo apelativo hace referencia a sus grandes aletas pectorales de casi 5 metros de largo. Y a la abundante población que existía en Nueva Inglaterra, en tiempos de la cacería de ballenas. Justamente los balleneros son los primeros en nombrarla como “ballena jorobada” en concordancia a la joroba que se forma cuando arquea su cuerpo para hundirse.

Las ballenas jorobadas respiran aire por medio de sus pulmones. Tienen sangre caliente. En alguna etapa de su vida tuvieron pelo. Y las hembras tienen glándulas mamarias con las cuales alimentan con leche a sus crías.

Las jorobadas del Hemisferio sur  son de colores negro grisáceo, mientras la parte ventral tiene ciertas partes grises o blancas, adaptación producida en las poblaciones de jorobadas del Hemisferio sur que migran desde la Antártica y posiblemente tomaron estos colores para mimetizarse con el hielo.

¿Cuánto miden y pesan las ballenas jorobadas?

Las ballenas jorobadas adultas llegan a medir hasta 16 metros. Y pesan hasta 36 toneladas. Siendo las hembras uno o dos metros más grande que los machos. La ballena jorobada más grande registrada tiene 18 metros.

Longevidad

Aunque no se sabe todavía la edad de estos cetáceos según investigaciones, la más vieja ha tenido 48 años. Otros estudios han descubierto que el rorcual común es muy simétrico, una característica que no se encuentra a menudo entre las ballenas. Es el segundo animal más grande del mundo acuático y, en particular, en el Atlántico alcanzan 200 años, según en estudios de la grasa y los huesos del animal. En Ecuador se tiene ballenas foto-identificadas hasta de 26 años después de su primera observación, señala Cristina Castro, directora de investigación en Ecuador de la Fundación Ballenas del Pacífico.

Estos mamíferos marinos llegan desde el polo sur con el fin de aparearse y ver nacer a sus crías, espectáculo que atrae a turistas nacionales y extranjeros entre los meses de junio y octubre.

Aproximadamente, 6 mil ballenas llegan a las costas del país en cada temporada y de esa cifra hay evidencias de que regresan un 15%, según informa la Fundación Ballenas del Pacífico en Ecuador.

Según la Fundación Ballenas del Pacífico en Ecuador, en Puerto López se han observado unas 15 especies entre delfines y ballenas. Por ejemplo, en los meses de enero y febrero se evidencia  la presencia de ballenas tropicales y la Sei, una especie que, según se conoce es muy rara en el mundo.

El costo del viaje para la observación de ballenas se mantiene en los 25 dólares por persona. En los últimos 16 años, Puerto López ha identificado a 80 de estos mamíferos marinos y apadrinados a otros 100.