Lunes, 16 de Julio del 2018. Guayaquil, Ecuador
Internacional
Chicos y sus familias protestan frente a una Corte en Los Angeles, a fines de junio, contra la detención de los hijos de inmigrantes ilegales. /AP

Chicos y sus familias protestan frente a una Corte en Los Angeles, a fines de junio, contra la detención de los hijos de inmigrantes ilegales. /AP

11 julio, 2018

La justicia prohíbe a Donald Trump detener a los niños con padres inmigrantes a largo plazo

Una jueza de Los Angeles falló contra el pedido del presidente de mantener a los chicos retenidos indefinidamente. La ley actual determina que los menores no pueden estar más de 20 días bajo custodia judicial.

Una jueza federal de Los Ángeles rechazó el lunes una petición del gobierno de Donald Trump de mantener detenidas juntas a las familias de inmigrantes, y describió la solicitud como un intento "cínico" de deshacer un añejo acuerdo judicial.

La juez de distrito, Dolly Gee, dijo que el gobierno federal no había presentado nueva evidencia para justificar la revisión del Acuerdo Flores, una orden judicial que limita la detención de niños que cruzaron la frontera de manera ilegal. La decisión original de 1997 declara que las autoridades no puedan retener un menor indocumentado en su custodia por más de 20 días.

En total, unos 11.800 menores migrantes están actualmente retenidos por las autoridades estadounidenses tras haber atravesado ilegalmente la frontera. Cerca de 80% son adolescentes que llegaron sin sus padres al país.

El Departamento de Justicia pidió a Gee alterar el acuerdo después que el presidente dio marcha atrás a su política de "tolerancia cero" que provocó indignación mundial tras la publicación de videos en los que se veía como los pequeños eran separados de sus padres por el gobierno estadounidense.

El gobierno quiere cambiar el acuerdo para poder mantener a las familias juntas detenidas a largo plazo.

Gee calificó la petición de un "intento cínico" de endosar a la corte la responsabilidad por "20 años de inacción del Congreso y de acciones ejecutivas irreflexivas que han llevado al estancamiento actual".

El gobierno intentó alcanzar "el mismo territorio familiar" que hace tres años cuando rechazó un esfuerzo similar del gobierno del expresidente Barack Obama, apuntó Gee. La solicitud para alterar el acuerdo en un caso que tomó el nombre de su principal demandante, Jenny Flores, fue "procesalmente impropia y completamente inmerecida".

El Departamento de Justicia estaba estudiando el fallo y no dijo si lo recurrirá.

"No estamos de acuerdo con el veredicto de la corte declinando enmendar el Acuerdo Flores para reconocer la crisis actual de familias que realizan el peligroso e ilegal viaje a través de nuestra frontera sur", explicó el vocero del departamento, Devin O'Malley, en un comunicado.

Los menores pueden ser detenidos junto a sus padres si estos rechazan dejarlos en libertad bajo la custodia de un familiar. El abogado Peter Schey, que representó a los niños detenidos en el caso, apuntó que Donald Trump afirmó de forma falsa que el acuerdo exige la separación de las familias.

"Examinando la falsa narrativa del gobierno, la corte determinó claramente que el Acuerdo Flores nunca ha resultado en la separación de las familias", dijo Schey. "El presidente Trump debe asumir las responsabilidad de sus propias políticas erróneas".

El fallo se conoció poco después de que una corte en San Diego, que había ordenado al Ejecutivo a reunir a familias separadas en la frontera, extendiera el plazo para hacerlo.

El juez Dana Sabraw, de San Diego, ordenó a finales de junio que para este martes 102 niños menores de cinco años fueran entregados a sus representantes y que para el 26 de julio, los mayores de esa edad.

Más de 2.300 niños fueron separados de sus familias a lo largo de varias semanas y alojados en centros administrados por el Departamento de Salud.

Varias centenas de los niños separados ya se han reunido con sus padres, pero en una audiencia este lunes, Sarah Fabian, abogada del gobierno, dijo que solo 54 del primer grupo estarían de vuelta con sus familias en el plazo dado el 26 de junio.

El gobierno argumenta que necesita más tiempo para verificar y confirmar sus identidades, incluso con pruebas de ADN.

Fuente: AP y AFP