Jueves, 20 de Septiembre del 2018. Guayaquil, Ecuador
Emprendedores
5b6c3c5b16d4a

11 agosto, 2018

La facturación electrónica es parte de sus servicios

Luis Rojas y Gilberto Vento emigraron de Cuba en 2010 para establecerse en Ecuador. En el país aplicaron sus conocimientos en telecomunicaciones e informática para otras empresas.

Pero, un par de años después consiguieron un cliente extranjero al que comenzaron a ofrecer servicios, en desarrollo de software, de manera remota. Fue la empresa canadiense CubaLlama, que presta servicios de llamadas a la Isla desde diferentes destinos.

Luis y Gilberto, quienes se conocieron en Cuba por trabajo, se mantuvieron en sus empleos en relación de dependencia a la par que brindaban sus servicios a esta firma por al menos ocho meses, hasta que la demanda del cliente ya les exigía dedicación exclusiva.

CubaLlama fue el primer cliente de Touwolf Technologies, el emprendimiento de estos dos migrantes. La inversión inicial fue de USD 8 000 para la compra de computadoras y algunos muebles para su primera oficina, que resultó un departamento; el arriendo les resultaba más económico.

Por cerca de seis años trabajaron exclusivamente para el primer cliente. En octubre del 2017 dejaron de brindarle servicio y diversificaron sus soluciones tecnológicas. Comenzaron a ofrecer desarrollo web y posicionamiento en buscadores, gestión de redes sociales, desarrollo de aplicaciones móviles y tiendas virtuales, capacitaciones en diseño web, etc.

Este relanzamiento de la compañía requirió de otra inversión, de alrededor de USD 100 000. La idea era generar nuevos productos y servicios para los clientes.

Entre los recientes productos de Touwolf está TuFacturero, una aplicación móvil que permite emitir facturas electrónicas, notas de crédito, comprobantes de retención y recibos.

Hay planes adaptados a las necesidades de profesionales independientes, emprendedores y empresas, variando el costo y número de documentos. El más económico tiene un valor de USD 4, e incluye 25 documentos. La ‘app’ está disponible en Android e iOS.

Luis Ruiz, gerente de la empresa de contabilidad Acoynegcia, comenzó recientemente a ofrecer el servicio de facturación electrónica a sus clientes. Para ello adquirió la aplicación móvil hace unos dos meses y hasta el pasado julio se mantuvo probándola con un cliente, pero a partir de este mes la utilizará con el resto.

“Me ha ido muy bien, no he tenido problemas. Me gusta la rapidez con la que se pueden hacer las cosas. Además, me parece muy económico”, resalta Ruiz.

Para Luis Rojas, gerente general de Touwolf, la facturación electrónica tiene un reto en el país y es, precisamente, el trámite de la firma electrónica, que debe registrarse en el Banco Central (BCE).

Cree que es necesario mayor agilidad y conocimiento. La empresa de tecnología brinda asesoría con relación a este tema.

Otras aplicaciones en las que se encuentra trabajando la empresa son Aquí Qué Hay y Tappetit. La primera busca que las personas interactúen y generen contenido sobre los lugares de comida y entretenimiento que visiten, y a su vez que los usuarios puedan conocer de estos sitios gastronómicos mediante geolocalización.

Tappetit, en cambio, es un sistema de gestión para restaurantes, que permite realizar facturación electrónica, registro de ordenes, de ocupación de mesas, etc.

Desde febrero pasado, Touwolf también tiene un portal de e-commerce: Todo Entrega. Este ofrece a diferentes empresas el servicio de entrega a domicilio. Las marcas pueden estar en el portal de forma gratuita, pero se cobra un porcentaje por ventas.

En desarrollo y posicionamiento web, la firma mantiene entre ocho y 10 clientes al mes. En gestión de redes, hoy, son tres clientes fijos. En ambos servicios uno de sus clientes es el centro de estética Equilibrium Spa. “El servicio es bastante bueno, los contenidos son adecuados y la estética de los artes es buena”, comenta Andrés Carrillo, socio de la estética.

Los planes de Touwolf para los próximos meses son alcanzar asociaciones con coworkings que les permitan expandir sus productos y conocimientos, explica Alejandro Sánchez, socio y gerente técnico de la firma tecnológica. La empresa, localizada en el norte de Quito, está facturando un promedio de USD 20 000 al mes.

RL