Lunes, 24 de Septiembre del 2018. Guayaquil, Ecuador
Internacional
El trabajo nocturno altera el peso, el apetito y la grasa corporal. (Internet)

El trabajo nocturno altera el peso, el apetito y la grasa corporal. (Internet)

1 septiembre, 2014

La diabetes afecta más a los trabajadores nocturnos

Estudios epidemiológicos, realizados desde 1982, sostienen que los hombres son los más propensos a contraer la enfermedad

 

Las personas que trabajan de noche o que cambian de turno constantemente son más propensas a desarrollar diabetes tipo 2 que aquellas con un horario de trabajo fijo, reveló un meta análisis.

El riesgo crece aún más en los hombres y los trabajadores con turnos rotativos, aunque aún se desconocen los motivos.

"El trabajo por turnos es muy común en la sociedad moderna", dijo por el autor principal, Zuxun Lu, investigador de la Universidad Médica de Tongji y de la Universidad de Ciencia y Tecnología Huazhong, Wuhan, China.

"En las últimas décadas, algunos estudios epidemiológicos revisaron la relación entre el trabajo por turnos y el riesgo a desarrollar diabetes mellitus con resultados inconsistentes", agregó.

En la revista Occupational and Environmental Medicine, el equipo de Lu publica los resultados del análisis de 12 de esos estudios previos, divulgados entre 1982 y el 2013, sobre un total de 222 652 participantes, incluidos 14 595 diabéticos.

Seis estudios eran de Japón, dos de Estados Unidos, dos de Suecia, uno de Bélgica y otro de China.

En general, el trabajo por turnos aumentó un 9% el riesgo a desarrollar diabetes con respecto al trabajo con horario fijo. Pero los hombres tenían un 28 % más riesgo que las mujeres de desarrollar diabetes y los participantes con turnos rotativos tenían un 42% más riesgo que los trabajadores con horario fijo.

Se desconoce qué antigüedad tenían esos participantes en el trabajo por turnos, lo que limita la interpretación de los resultados. Además, el análisis no prueba que el trabajo por turnos cause diabetes ni explica con qué mecanismos.

"Se necesitan más estudios de cohorte prospectivos con seguimientos prolongados para replicar nuestros resultados y describir los mecanismos biológicos involucrados", indicó Lu.

Opinó que el trabajo por turnos podría interferir en los patrones de alimentación y sueño para alterar los ritmos circadianos.

"Algunos estudios demostraron que dormir poco o tener una baja calidad de sueño activaría y exacerbaría la resistencia a la insulina", agregó Lu.

Además, recordó que estudios previos habían identificado la relación entre el trabajo por turnos con el aumento del peso, el apetito y la grasa corporal, que son factores de riesgo de la diabetes, según lo publicado por el equipo. (Reuters/La Nación)