Martes, 25 de Septiembre del 2018. Guayaquil, Ecuador
Actualidad
inigo_salvador_75130_crop_650x34000

10 septiembre, 2018

Iñigo Salvador: “Podemos demandar la nulidad de sentencia de La Haya en cortes holandesas” Iñigo Salvador

Procurador General del Estado afirmó que se está esperando la decisión del monto que debería pagar el país a Chivaron por fallo en contra

El Procurador General del Estado, Iñigo Salvador, se refirió al fallo de la Haya, en contra de Ecuador, que termina que el país que deberá indemnizar una cuantiosa suma de dinero a la empresa petrolera Chevron. Explicó que se buscará apelar la sentencia de La haya en las cortes holandesas y declarar la nulidad de la misma.

“El caso de Chevron es un tema que tiene al Ecuador en vilo desde 1993, cuando se presentó la primera demanda por los habitantes de Sucumbíos, ante la justicia estadounidense, pero se determinó que se debía realizar el debido proceso en nuestro país. Después se planteó una nueva demanda en el año 2003 ante la Corte Superior de la Provincia de Sucumbíos que es donde inicia todo el proceso judicial que desencadena la sentencia del 2011, en la que se condena a Chevron a pagar US$ 9500 millones de dólares”.

Explicó que la decisión de la Haya se basó en estas irregularidades que concluyó en el laudo parcial. “Este organismo determinó que la sentencia dictaminada por el juez Zambrano, el 14 de febrero del 2011, fue fraude, quiere decir que se realizó a través de actos de corrupción. Según el laudo este magistrado habría recibido, de los abogados de los demandantes de Lago Agrio, la promesa de recibir parte de la indemnización a cambio que les deje redactar estractos de la sentencia”.

Salvador explicó que la conclusión a la que llegó la Haya es “terrible”. Comentó que en este mismo proceso en los recursos sucesivos de apelación, los tribunales “no supieron revertir ese acto fraudulento y concluyó en la denegación de justicia que constituye a su vez en la violación del Tratado Bilateral para la Protección de Inversiones entre Ecuador y Estados Unidos”.

El Procurador anunció que en pocas semanas se iniciará el proceso de cuantificación para conocer cuál será el monto que se tendrá que pagar Ecuador. “El laudo actual lo que hace es establecer la responsabilidad del Estado ecuatoriano. Toda violación al derecho internacional que cause daño tiene que ser reparada. Entonces estamos esperando para saber de cuánto dinero estamos hablando”.

Salvador afirmó que en un arbitraje internacional, las partes en el litigio, escogen su tribunal, reglas procesales, entre otras. “En esta caso el Tratado Bilateral de Inversiones entre Ecuador y Estados Unidos establece que un juicio arbitral debe hacerse ante un tribunal compuesto según las normas de la UNCITRAL, en este no existe un órgano de apelación. No hay una forma de revertir dentro del proceso arbitral, la sentencia”.

Mencionó que a pesar de este proceso, dentro de la legislación interna de los Países Bajos, que es el país de arbitraje o la sede donde se hizo efectiva la sentencia (La Haya), establece la posibilidad de que las partes en un arbitraje puedan demandar la nulidad en las cortes holandesas. “No es propiamente un recurso de apelación pero es una posibilidad de dejar sin efecto el laudo”.

Afirmó que el Gobierno no está de acuerdo con muchas de las consideraciones de las conclusiones a las que llega el laudo. “Este es una decisión contundente en contra de los intereses del Ecuador”. Explicó que mientras se inicia el proceso de anulación de la sentencia Chevron “podría comenzar acciones para ejecutar el primer Laudo. Este proceso podría llevar varios meses”.

“Todavía no estamos en una etapa donde se podría confiscar alguna cuenta del Ecuador a nivel nacional. El laudo le impone al país evitar que la sentencia tomada en el 2011 sea ejecutada en otros estados”. Recordó que los demandantes de Sucumbíos han buscado ejecutarla en varias sedes extranjeras.

“En la situación en la que se encuentra en Estado actual, sujeto a políticas de austeridad y no contar con liquidez, una la indemnización va a afectar a la economía. Si conseguimos la disminución del monto a pagar no va a ser una deuda pero sí una derrota atenuada”. Salvador afirmó que “no es mucho lo que se puede hacer ahora. El proceso arbitral terminó en el 2016. Ahora la pelea viene en la última fase en la que intentaremos demostrar que Chevron no ha incurrido en los gastos que dirá que tuvo. Tarde o temprano se nos viene una factura gruesa que aunque sea menor, de lo que uno puede temer, siempre será mucho dinero”.

Anunció que en las semanas subsiguientes se reunirá con el Ministro de Finanzas, Richard Martínez, para tratar el tema. Recordó que es importante zanjar cualquier tipo de irregularidades en el sistema jurídico ecuatoriano antes de recurrir a los tribunales internacionales.

Fuente: Radio Quito/ Ecuadorinmediato