Lunes, 20 de Agosto del 2018. Guayaquil, Ecuador
Actualidad
EL TELÉGRAFO

EL TELÉGRAFO

10 agosto, 2018

Ni el frío detiene a los venezolanos; Ecuador declara emergencia

Desde la zona limítrofe, un equipo del diario El Telégrafo reportó que los extranjeros deben pasar hasta tres días en el puente de Rumichaca para sellar su pasaporte y entrar a Ecuador.

 El flujo de migrantes venezolanos que llegan a Ecuador por el puente internacional Rumichaca, en la frontera con Colombia, pese a las bajas temperaturas que azotan a la zona.

Según la Cancillería ecuatoriana, la cifra alcanzó los 4.200 ingresos diarios, hecho que obligó a la cartera a decretar desde la víspera el estado de emergencia al sector de Movilidad Humana en las provincias de Carchi, Pichincha y El Oro.

Desde la zona limítrofe, un equipo del diario El Telégrafo reportó que los extranjeros deben pasar hasta tres días en el puente de Rumichaca para sellar su pasaporte y entrar a Ecuador.

"Hay familias con niños, que duermen a la intemperie y sin comida. Se abrigan unos a otros con delgadas cobijas en esta zona andina, donde la temperatura cae hasta seis grados centígrados", señala el reportaje difundido este jueves.

Añade que la mayoría de los arribantes sostiene que está de paso hacia Perú y Chile.

"La primera imagen de los venezolanos en el puente de Rumichaca quiebra el corazón a cualquiera. Es medianoche y miles (recién nacidos, niños, jóvenes, madres, padres, abuelos) soportan el frío abrazados fuertemente a delgadas cobijas. Están cansados, no han comido y hacen columnas para llevar a sus estómagos una papa caliente y agua de panela", relata el periodista Cristian Torres.

Una de las entrevistadas, Naoribi Terán, dijo que su madre y sus tres hermanas tomaron a todos los niños de la familia y decidieron dejar todo atrás, recorriendo 1.876 kilómetros hasta llegar al páramo andino, donde se ubica el puesto de control fronterizo.

“En Venezuela no nos queda nada. Nuestro presidente (Maduro) debe renunciar. ¡Renuncie!”, grita ella rompiendo en llanto.

El periódico refiere que de la diáspora venezolana esta es la más conmovedora. "Los primeros dejaron su país en aviones; luego siguieron los que recorrían las carreteras en buses hacia los países cercanos, pero ahora lo hacen a pie o en bicicleta. Toda su vida la guardan en una maleta y se aventuran hacia Ecuador, Perú o Chile donde les espera una mano amiga", dice la fuente.

Otro de los entrevistados, Jonathan P., llegó el sábado pasado a la frontera, en el momento cuando se incrementó el número de venezolanos que pretendían cruzar al país.

Él era un sargento segundo del Ejército bolivariano y vivía en Portuguesa, en la zona llanera. Aunque tenía un sueldo fijo como militar, el dinero no le alcanzaba para mantener a sus dos hijos y otro que venía en camino. Entonces decidió desertar y emprender el periplo hasta Lima.

“Nosotros somos gente de campo, el salario es de cinco millones de bolívares, pero unas botas de caucho cuestan 80 millones. "Nosotros no vivimos, sobrevivimos”, acotó.

La víspera, la Cancillería ecuatoriana informó que la medida obedece a la necesidad de prestar urgente atención a los flujos migratorios inusuales de ciudadanos venezolanos en la frontera norte.

El objetivo es establecer un plan de contingencia y las acciones y mecanismos necesarios para la atención humanitaria.

El viceministro de Movilidad Humana, Santiago Chávez, firmó este miércoles en representación del Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, la respectiva declaratoria.

Esta emergencia se activa por primera vez para el mes de agosto, con el fin de dar una respuesta eficaz y contundente en beneficio de la preservación de las personas que están ingresando a territorio ecuatoriano, pero podría ser renovada.

Hasta julio de este año, según el Ministerio del Interior, se registró el ingreso de 453 mil ciudadanos y la salida de otros 382 mil 628.

Desde 2013, la Asociación Civil Venezuela en Ecuador (VEAC, por sus siglas) ha registrado entre 124 mil y 135 mil venezolanos como residentes temporales o permanentes en Ecuador.

Entre enero y junio de este año, 113 venezolanos solicitaron refugio a Ecuador, según informó a Andes el pasado 27 de junio la Dirección de Protección Internacional de la Cancillería.

EL TELÉGRAFO