Martes, 16 de Enero del 2018. Guayaquil, Ecuador
Internacional
Los responsables de Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian; alemán, Sigmar Gabriel; británico, Boris Johnson, y de la UE, Federica Mogherini, tras reunirse con el iraní Mohamed Zarif en Bruselas

Los responsables de Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian; alemán, Sigmar Gabriel; británico, Boris Johnson, y de la UE, Federica Mogherini, tras reunirse con el iraní Mohamed Zarif en Bruselas

11 enero, 2018

Francia, Alemania, Reino Unido y la UE piden a Trump que mantenga el acuerdo nuclear con Irán

Los titulares de Exteriores consideran que Teherán está cumpliendo sus compromisos

Los ministros de Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, alemán, Sigmar Gabriel, y británico, Boris Johnson, y la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, han cerrado filas con el acuerdo nuclear iraní y han instado a la Administración estadounidense a preservarlo tras defender que Teherán está cumpliendo sus compromisos tras reunirse con el jefe de la diplomacia iraní, Mohamed Zarif.

Le Drian ha defendido que «hoy no hay indicaciones que podrían dejar dudas respecto al buen respeto por la parte iraní del acuerdo», porque la agencia internacional atómica confirma «regularmente» su «correcta aplicación», en una comparecencia conjunta de los dirigentes europeos ante la prensa sin preguntas al término del encuentro.

«Por ello es importante que el conjunto de las partes firmantes respeten estos compromisos, en consecuencia que nuestros amigos americanos lo respeten también», ha defendido el jefe de la diplomacia gala, que ha dejado claro que «no hay motivos particulares para que haya una ruptura» del acuerdo por parte de Washington, cuyo presidente, Donald Trump, ha cuestionado el acuerdo iraní y ha dejado en manos del Congreso la posible reintroducción de las sanciones levantadas en el marco del acuerdo. "Esto significa también que las sanciones se levantan", ha remachado.

El ministro de Exteriores galo ha insistido en que el pacto alcanzado en 2015 «es esencial» y «no hay alternativa», y ha defendido la necesidad de «mantener escrupulosamente» el acuerdo, «que es una forma de preservar la paz».

«Esto no significa que escondamos los otros puntos de desacuerdo que existen» con Irán «en el plano balístico y la acción de Irán en el conjunto de la región», ha explicado Le Drian, dejando claro que se debe hablar de estos asuntos al margen del acuerdo nuclear.

«Queremos proteger el acuerdo contra cualquier posible decisión para socavarlo, venga de donde venga», ha agregado Gabriel, el ministro alemán, que ha alertado de que se enviaría «una señal muy peligrosa» que perjudicaría un acuerdo que «impide la profileración de armas nucleares» por la vía diplomática, en un momento en el que países como Corea del Norte buscan desarrollar armas nucleares.

«Nadie ha dado una alternativa mejor»

Por su parte, Johnson también ha defendido que seguirán trabajando para preservar el acuerdo nuclear porque éste constituye un «considerable logro diplomático para impedir que Irán adquiera armas nucleares» y «nadie ha dado una alternativa mejor» para ello.

«Compete a los que se oponen al acuerdo presentar una solución mejor. Porque no la hemos visto hasta ahora», ha retado el ministro británico, que ha recordado que «Irán está cumpliendo el acuerdo».

Johnson también ha defendido discutir «en paralelo» el resto de cuestiones que preocupan sobre Irán. «Debemos centrarnos en qué puede hacer Irán para resolver la terrible crisis en Yemen, ayudar a avanzar la paz en Siria y a resolver otras cuestiones en la región», ha zanjado.

Irán celebra «el consenso fuerte» los europeos

A su vez, el ministro iraní ha celebrado «el consenso fuerte» con los europeos de que «Irán está cumpliendo con el acuerdo», que «el pueblo iraní tiene todo el derecho a todos sus dividendos» y «que cualquier movimiento que socave el acuerdo es inaceptable» en un mensaje publicado su perfil de Twitter al término de la reunión.

La UE y Francia, Alemania y Reino Unido, ha asegurado Zarif, «son conscientes de que el cumplimiento continuo por parte de Irán está condicionado al pleno cumplimiento por parte de Estados Unidos» del acuerdo.

«Esperamos que todas las partes sigan aplicando plenamente este acuerdo», ha confiado también la jefa de la diplomacia europea, dejando claro el compromiso de la UE con su aplicación «plena y efectiva», «incluido para garantizar el levantamiento de las sanciones» nucleares, cuyo impacto «positivo» para el comercio y las relaciones económicas también deben beneficiar a la población iraní.

Mogherini ha defendido que Irán está cumpliendo «totalmente» el acuerdo, que «está logrando su principal objetivo» de mantener el programa nuclear iraní «bajo control y estrecha vigilancia».

«Su continua aplicación con éxito garantiza que el programa nuclear iraní sigue siendo exclusivamente pacífico», ha avisado Mogherini, que ha insistido en que preservar este acuerdo «multilateral», que ha sido respaldado por el Consejo de Seguridad de la ONU y es «un elemento clave» de la arquitectura global contra la proliferación, está en el interés «estratégico» de los europeos, por motivos de seguridad. Pero también, ha avisado, «es clave» para la seguridad de la región e impedir una carrera nuclear «en un momento de amenaza nuclear aguda».

Los misiles balísticos, «fuera del acuerdo»

Los europeos han expresado a Zarif «preocupación» por el desarrollo de misiles balísticos por parte de Irán y el aumento de las tensiones en la región, pero Mogherini ha dejado claro que se trata de cuestiones «fuera del alcance del acuerdo nuclear», que seguirán siendo tratadas «en formatos y los foros relevantes».

Mogherini ha admitido también que en la reunión han abordado «brevemente» la situación interna en Irán a raíz de las protestas contra el Gobierno reprimidas por las fuerzas de seguridad, situación a la que también se ha referido el ministro alemán.

El ministro británico también defendió la importancia del derecho a manifestación pacífica «en cualquier sociedad vibrante» antes de la reunión, aunque no se ha referido a la situación interna en Irán durante la breve comparecencia.