Martes, 12 de Diciembre del 2017. Guayaquil, Ecuador
Salud
032203_529222

7 diciembre, 2017

Estar enamorado es bueno para la salud

El enamoramiento puede ser el alivio para muchos males.

Aunque resulte difícil de creer, el amor tiene algunos beneficios sorpredentes para la salud. Aquí resaltamos algunos de ellos:

Corazón sano. Un estudio del 2008 de The Society of Behavioral Medicine, Estados Unidos, halló que las parejas tenían una presión arterial más baja en comparación con personas solteras o con problemas maritales. Los resultados sugieren que son los sentimientos en lugar del estado civil lo que importa.

De todas las actividades que mejoran la salud del corazón, ninguna es tan significativa como las relaciones sexuales. Una reseña publicada en el European Heart Journal, concluyó que la actividad sexual contribuye a mejorar la salud cardiovascular.

Recuperación rápida. Un pequeño romance también puede ayudar a una persona a recuperarse rápido de una lesión. Un estudio del 2005 publicado en Archives of General Psychiatry, encontró que las parejas con relaciones sanas se recuperaban más rápidamente que una persona promedio.

Reduce el estrés. El contacto físico juega un papel importante en el alivio del estrés. Un estudio realizado por la facultad de psiquiatría de la Universidad de Carolina del Norte, Estados Unidos, encontró que las personas generan oxitocina (la hormona del bienestar) luego de breves períodos de contacto. Estos podían ser tanto un beso como un abrazo o un apretón de manos.

Una vida más larga. Una investigación del 2012 de la universidad de Southampton, Inglaterra, determinó que las parejas de casados tienen un menor riesgo de mortalidad en comparación con los que permanecen solteros. Sin embargo, el romance no es garantía de longevidad. La investigación ha demostrado que mantenerse comprometido con la comunidad y sostener relaciones sociales puede ser igual de beneficioso. Lo importante es estar conectado con los demás.

Impulso cerebral. Puede que no exista una forma de impedir el desarrollo del Alzheimer en algún momento de nuestra vida, pero es posible que las probabilidades puedan reducirse viviendo en pareja. A esta conclusión ha llegado una investigación publicada en el British Medical Journal.

La responsabilidad del contenido y autoría del presente artículo es de RPP.