Sábado, 22 de Septiembre del 2018. Guayaquil, Ecuador
Opinión
opinion-la nacion

9 septiembre, 2018

ESPIRITU DE CUERPO

Antonio Aguirre

antonioxaguirre@gmail.com

La solidaridad legislativa entre Alianza País y Revolución Ciudadana se volverá a demostrar cuando Morenistas y Correistas tenga que definirse sobre el asqueroso caso de la explotación a los contratados que laboran en varias clases de apoyos a los Honorables Asambleístas, quitándoles un diezmo para el partido y arrebatandoles, además, un porcentaje de su sueldo.

La benévola oposición ha bautizado a este nuevo acto de pilleria como IMPUESTO AL TRABAJO, los solidarios Asambleístas rechazan las acusaciones con las defensas acostumbradas aprendidas al Jefe alias Carlitos y repiten sus misma frases: NO SOMOS TODOS, RECHAZAMOS LAS GENERALIZACIONES, NO NOS METAN EN EL MISMO SACO, NO NOS MERECEMOS EL MISMO TRATO LOS 137, QUEREMOS NOMBRES Y APELLIDOS, ETC., ETC., ETC...

La denuncia está hecha, las pruebas están presentadas y se esperan más, lo que está en duda es la contuidad del caso porque no sería la primera ni la última vez que el espíritu de cuerpo y la solidaridad legislativa de Alianza País (Morenistas) y Revolución Ciudadana (Correistas) vuelva a funcionar para tapar otro acto más de corrupción como casi todos que siguen estáticos esperando el día de San Blando.

Prohibido olvidar: que las dos bandas o bandos provienen del mismo vientre Comunista del Socialismo del Siglo XXI y que al final de cuentas son lo mismo de lo mismo.