Jueves, 20 de Septiembre del 2018. Guayaquil, Ecuador
Internacional
Los fanáticos han hecho un altar con las fotografías del artista en las cercanías de la clínica.

Los fanáticos han hecho un altar con las fotografías del artista en las cercanías de la clínica.

4 septiembre, 2014

El Gobierno argentino expresa su “pesar” por el fallecimiento de Cerati

Las reacciones de tristeza de fanáticos, artistas y políticos por la muerte del artista se hicieron hacen presentes en redes sociales

BUENOS AIRES. El Gobierno de Argentina expresó hoy su "pesar" por el fallecimiento del músico Gustavo Cerati, quien murió este jueves en Buenos Aires tras permanecer cuatro años en coma por un accidente cerebrovascular.

El Ministerio de Cultura de Argentina dijo en un comunicado que "lamenta el fallecimiento de Gustavo Cerati, uno de los músicos más entrañables de la Argentina, y acompaña afectuosamente a su familia, amigos y colegas".

"Autor de canciones memorables como parte del icónico grupo de rock Soda Stereo y dueño de una extensa trayectoria solista, Cerati supo construir con su arte la identidad musical de varias generaciones de argentinos y latinoamericanos", añade el comunicado.

Por su parte, la presidenta argentina, Cristina Fernández, recordó a Cerati a través de su cuenta en la red social Twitter, donde público una foto y un vídeo del artista con el también cantautor argentino Luis Alberto Spinetta, fallecido en febrero de 2012.

"Gustavo Cerati y el flaco Spinetta, ídolos populares de varias generaciones de argentinos... Acá tocaban juntos el tema 'Bajan'. En realidad, subieron. Inolvidables. Y juntos para siempre", escribió Fernández.

Gustavo Adrián Cerati Clark, de 55 años, sufrió un accidente cerebrovascular durante una gira en Venezuela, en mayo de 2010, que lo sumió en un coma del que no despertó.

Cerati falleció hoy "como consecuencia de un paro respiratorio", informó la clínica Alcla, en la que permanecía ingresado el músico, a través de un comunicado que fue compartido en la red social Facebook por la familia del artista. (Efe/La Nación)