Jueves, 20 de Septiembre del 2018. Guayaquil, Ecuador
Entretenimiento
La película Lucy se basa en una premisa incorrecta porque "en las pruebas de imagen funcional que se hacen a los pacientes se ve que se activa todo el cerebro"

La película Lucy se basa en una premisa incorrecta porque “en las pruebas de imagen funcional que se hacen a los pacientes se ve que se activa todo el cerebro”

9 septiembre, 2014

El film de Lucy destapa la curiosidad científica

En los cines de Guayaquil, la película de Scarlett Johansson se estrenó el viernes último y ha ganado adeptos

 

Con Lucy en la cartelera de los cines, una cinta de Hollywood protagonizada por Scarlett Johansson y cuyo argumento gira alrededor de una gran mentira: que el ser humano usa sólo el 10% de su cerebro.

Un mito que la comunidad científica lleva años desmontando, pero que goza de gran aceptación popular hoy en día.

El ser humano utiliza prácticamente el 100% cien del cerebro para realizar cualquier actividad, según los neurólogos, lo que desmonta por completo el argumento de la película y la convierte en mera ciencia ficción.

El ser humano no tiene capacidades telepáticas ni telequinéticas ni lo va a tener nunca

De hecho, es un mito que el ser humano únicamente utiliza el 10% de su cerebro, según explica el director del área de Cultura de la Sociedad Española de Neurología (SEN), Jesús Porta.

"Es un mito que difundió Albert Einstein en el siglo XIX facilitando la incultura popular", asegura.

El origen de este mito tampoco queda muy claro, y es que en Quo también habla de una cita del psicólogo estadounidense William James, quien en 1906, en un artículo titulado Las energías del hombre, escribió.

"Estamos haciendo uso de tan solo una pequeña parte de nuestros posibles recursos físicos y mentales.

" También hay quien sostiene que el origen de este mito está en las investigaciones de finales del siglo XIX, donde neurólogos  descubrieron que las neuronas tan solo componen un porcentaje realtivamente pequeño de nuestro cerebro. Pensar que eso supone que sólo usamos el 10% de la capacidad cerebral es absurdo, dicen los expertos. Por tanto, la película Lucy se basa en una premisa incorrecta porque "en las pruebas de imagen funcional que se hacen a los pacientes se ve que se activa todo el cerebro", asegura el doctor Porta.

 Desde el punto de vista evolutivo, este mito no tiene cabida ya que si de verdad no se utilizara el restante 90% del cerebro, no tendría sentido su existencia. Por lo tanto, el argumento de Lucy que se basa en que si el cerebro se utilizara al 100 por cien, el ser humano desarrollaría una serie de capacidades que en la actualidad no tiene, es pura ficción.

"El ser humano no tiene capacidades telepáticas ni telequinéticas ni lo va a tener nunca, ni falta que le hace porque para eso tenemos el mando a distancia", señala con humor el doctor.

 Además, esta evidencia se puede constatar en pruebas que se han hecho a pacientes ya que por ejemplo "en una persona que tiene parkinson, la sustancia nigra que se degenera es un 2% del cerebro", afirma Jesús Porta.

De la misma forma, un paciente con alzheimer "tiene el 90% de su cerebro perfecto", añade el doctor. Neurólogos y neurocientíficos como Barry Beyerstein y John Henley también explican que la mayor parte del día utilizamos casi el 100% de nuestro cerebro, incluso mientras dormimos.

 "Si no usáramos el 90% de nuestra mente, nuestro rendimiento no debería verse afectado cuando se lesionan ciertas áreas del cerebro", explica, al igual que Porta, Beyerstein. (20 Minutos/La Nación)