Domingo, 19 de Agosto del 2018. Guayaquil, Ecuador
Opinión
opinion-la nacion

13 febrero, 2018

EL ECUADOR BUSCA ÉXITO ADMINISTRATIVO

Dr. Enrique Camposano Núñez

enriquecn47@yahoo.com

En estos últimos 20 años el País ha podido apreciar que los Gobernantes que le han correspondido administrar el País en su gran mayoría no han tenido la experiencia ni la preparación para administrar los bienes públicos, en algunos casos falta de preparación académica y en otros por desconocimiento total de los programas que presentaron para su elección y con las que pretendieron administrar el País, sumando estos grandes defectos a la poca moralidad en el manejo de los fondos públicos, siendo lo más grave el querer ideologizar la economía.

No supieron respetar la contratación pública, nombraron en los organismos de control en contubernio con los Congresos cuando se podía hacerlo a personas que no reunían los requisitos técnicos ni de calidad moral para ocupar una función en los organismos de control, concentraron abusivamente los poderes, siendo su único mérito tener una tarjeta de afiliado al partido o ser amigo cercano del Presidente de la República o su entorno íntimo, más aun manejaron el negocio petrolero para beneficio de ellos y vendiéndolo para un futuro endeudando el País y lo más grave con perjuicio como existen en las denuncias actualmente en la Fiscalía.

Unido la incapacidad y la demagogia política originaron desgobiernos que dejaron al País sin una mejor producción y a su vez sin creación de fuentes de trabajo. De este mal manejo solo se salvó Guayaquil por la buena administración que encontró Jaime Nebot y la superó, haciendo realidad lo que todo pueblo exige cuando eligen a sus gobernantes de que preste los servicios que la población requiere, en el caso de Guayaquil se mejoró y se dotó especialmente de Agua Potable a una inmensa población que no la tenía, lo mismo en lo que tiene que ver con alcantarillado y no se diga en lo que es regeneración urbana que están llegando a todos los sectores de la ciudad.

Actualmente Guayaquil es un punto turístico y eso genera fuentes de trabajo. Se ha defendido hasta conseguirlo que Guayaquil siga siendo una ciudad portuaria, está en pleno proceso con costo a la empresa privada el dragado desde Posorja hacia Guayaquil, es una realidad el Puerto de Aguas Profundas.

En materia de salud y educación, sin ser competencia municipal se ha logrado un servicio de calidad, se está modernizando la transportación tanto terrestre y próximamente aérea ejemplos la Aerovía, el futuro Aeropuerto Internacional de Guayaquil y desde hace algún tiempo nuestra ciudad pasó a ser una de las primeras ciudades digitales de Sudamérica y con una cobertura gratuita de internet a la ciudadanía incluso la más alta.

En áreas verdes hemos superado el estándar mundial de metros cuadrados por habitantes. Y estos logros han sido llevado a cabo en la administración del Ab. Jaime Nebot y la población de Guayaquil y los ecuatorianos que conocen estos logros lo ven como un estadista que puede ser la solución para que el Ecuador se enrumbe con eficacia hasta llegar a la excelencia y hacer del Ecuador lo que él ha hecho por Guayaquil y que en una de sus candidaturas a la Presidencia ofreció hacer por el Ecuador.

Hoy con la madurez del caso y la experiencia adquirida en el manejo de la cosa pública, respetando y haciendo respetar la contratación pública; y, no usando las llamadas de emergencia las obras se ven y se sienten; y, hasta sus adversarios reconocen la capacidad administrativa de parte de Jaime Nebot, por eso nace el pronunciamiento de la ciudadanía y el pedido de que sea candidato a la Presidencia en las próximas elecciones para enrumbar al País por el mismo sendero que lo ha hecho con Guayaquil, el País administrado por Jaime Nebot y con ayuda de muchos ciudadanos tendría un mejor destino.

Respetando el criterio de ciertas personas con todo el derecho del mundo, pero esta opinión no encaja en gente fracasada y peor en resentidos de siempre.

Hagamos del Ecuador un País productivo para crear las fuentes de trabajo necesarias que necesita la gente.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.