Martes, 12 de Diciembre del 2017. Guayaquil, Ecuador
Internacional
Un soldado danés en unas maniobras militares de la OTAN en Alemania en 2014

Un soldado danés en unas maniobras militares de la OTAN en Alemania en 2014

12 octubre, 2017

Dinamarca quiere subir el gasto militar un 20% en cinco años

Intenta así hacer frente a la creciente actividad de las fuerzas armadas rusas

ESPAÑA. El Gobierno liberal-conservador danés presentó ayer un plan para destinar 12.800 millones de coronas (1.720 millones de euros) adicionales al presupuesto de defensa durante los próximos seis años. La inversión será gradual, con un visible pico en 2023, año en el que la partida sería un 20% superior a la actual, en torno a los 22.000 millones anuales (2.956 millones de euros), un 1,3% del PIB.

Dinamarca responde así a la reivindicación de EE.UU. desde la OTAN, pidiendo que los países europeos aumenten su gasto en defensa hasta el 2% del PIB, y encara nuevas amenazas que ante el electorado, tradicionalmente ecopacifista, justifican esta medida. Especialmente inquietantes han sido las maniobras rusas cerca de sus costas y los simulacros efectuados el pasado mes de septiembre por el ejército ruso en la denominada operación Zapad, que significa «occidente ruso», en la que sus tropas y las bielorrusas simulaban un enfrentamiento.

«Rusia exhibe un comportamiento cada vez más agresivo, sobre todo con los países bálticos. Hacen más maniobras, colocan misiles en Kaliningrado que pueden alcanzar Copenhague, Estocolmo y los bálticos», advirtió ayer en una rueda de prensa para presentar este plan el ministro de Defensa, el liberal Claus Hjort Frederiksen.

Además está el problema del terrorismo. El gobierno danés ha reconocido que la situación de seguridad es la peor desde la II Guerra Mundial. La yihad de baja intensidad se está implantando en el país y bandas musulmanas de inmigrantes protagonizan numerosos incidentes relacionados con tornillos en las carreteras para reventar las ruedas de los automóviles, lanzamientos de rocas desde los pasos superiores de la carretera o cables de acero que amenazan a los ciclistas en los carriles bici.

Despliegue del Ejército

Para paliar esta situación el Parlamento acordó en septiembre desplegar al Ejército en el país, lo que se sumó a la movilización de 160 soldados para ayudar a la Policía en los controles fronterizos establecidos de forma temporal por la crisis de refugiados, por lo que había quedado significativamente reducida la capacidad de Dinamarca para cumplir con sus obligaciones con la OTAN, un compromiso cuyo plazo concluye en 2024.

La propuesta del Ejecutivo en minoría incluye dotar a las fragatas danesas de misiles y sistemas de sonar y antitorpedos, acercándose así al objetivo de la OTAN de destinar el 20% del presupuesto militar a equipo pesado. Dedica además una importante partida para aumentar los recursos contra los ataques cibernéticos, así como la creación de una brigada especial de 4.000 soldados que pueda ser enviada a misiones internacionales en menos de seis meses.

El plan cuenta también con aumentar en medio millar el número de personas que realizan cada año el servicio militar, unas 4.300, de cuatro meses de duración y que está formado casi en su totalidad por voluntarios, absteniéndose en principio de recurrir al reclutamiento forzoso.

La medida requiere el acuerdo con el resto de los partidos, por lo que el gobierno danés iniciará de inmediato las negociaciones para renovar el pacto de defensa, que concluye este año. Negociará, primero por separado y después en conjunto con el ultraconservador Partido Popular Danés, el Partido Socialdemócrata y los social-liberales.