Jueves, 20 de Septiembre del 2018. Guayaquil, Ecuador
Internacional
0-0onu

6 septiembre, 2018

Destacan en ONU progresos de no proliferación en Península de Corea

El presidente de la Asamblea General de la ONU en su 72 período de sesiones, Miroslav Lajcak, destacó hoy los progresos en materia de no proliferación nuclear en la Península de Corea y exhortó a mantener tales esfuerzos.

La situación en la Península de Corea era muy sombría y tensa el año pasado, pero ahora vemos nuevas oportunidades, dijo en una reunión de alto nivel en el mayor organismo de Naciones Unidas.

Gracias a los esfuerzos conjuntos, agregó, la República Popular Democrática de Corea adoptó medidas positivas, incluida la suspensión de los ensayos nucleares y los lanzamientos de misiles balísticos intercontinentales, así como el cierre de un emplazamiento de pruebas nucleares.

Espero en el futuro más acciones tangibles, la verificación es crucial en este sentido y las condiciones deben establecerse para que suceda, afirmó el presidente de la Asamblea General.

Firmar y ratificar el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (TPCE) conduciría a progresos en la Península de Corea, consideró el diplomático eslovaco.

Todos sabemos que hay un largo camino por delante y contendrá desafíos, dijo, pero ya hemos dado los primeros pasos.

El último siglo ha visto avances masivos en ciencia y tecnología nuclear y esto trajo muchos beneficios, pero también en ocasiones un dolor indescriptible, advirtió Lajcak.

No estoy hablando del sufrimiento horrible de la gente de Hiroshima y Nagasaki, porque los problemas no surgen solo cuando las bombas detonan, precisó.

Las pruebas nucleares comenzaron en 1945, recordó el diplomático, y desde entonces, unas dos mil han tenido lugar: algunas de ellas sucedieron desafortunadamente no hace mucho tiempo.

El precio de tales prácticas es enorme, personas con cáncer, discapacidad y muerte, un planeta dañado por la contaminación de los recursos naturales, mencionó.

Lajcak también alertó de otro riesgo que plantean los ensayos nucleares: el político. Tales acciones no generan confianza y por el contrario, intensifican las tensiones.

A pesar de todos estos problemas, añadió, todavía el TPCE no ha entrado en vigor, más de 20 años después de su apertura a la firma.

Si bien reconoció la moratoria casi universal de los ensayos nucleares, señaló que esto resulta insuficiente y es necesario un sistema legalmente vinculante y un mecanismo de verificación claro.

'Pido a los ocho estados obligados a ratificar, que lo hagan con urgencia.'

rc/ifb

PRENSA LATINA