Viernes, 17 de Noviembre del 2017. Guayaquil, Ecuador
Opinión
opinion-la nacion

14 noviembre, 2017

Después de una guerra…..todos somos héroes

Antonio Palacios

tonypalaciosf@hotmail.com

Han pasado algunos años desde que se terminó el litigio que manteníamos con nuestro vecino del Sur, el único beneficio (invalorable) que obtuvimos  fue La Paz entre dos pueblos hermanos. Enfrentamiento que  origino el reconocimiento al valor de Ecuatorianos que arriesgaron sus vidas o prestaron servicios relevantes a su Patria  ganándose  el reconocimiento de héroes de nuestro país.

Después de haber vivido 10 años de un gobierno aparentemente democrático de la revolución ciudadana en el que fueron pisoteados los derechos de los ecuatorianos bajo el pretexto de  un cambio en la  vida de nuestro pueblo, cambio necesario, imprescindible, que murió en un discurso populista, totalitarista, de un mesías que engaño a sus votantes usando  el poder para enaltecer su ego y tratar de recomponer sus complejos arraigados en su infancia.

El Poder, mal necesario, utilizado por aquellos que necesitan mostrarse para obtener reconocimientos  que determinen su presencia, es motivado y apoyado por una serie de personeros que viven para lucrar de estos embellecidos que alagados por su rebaño  de aliados  pierden su condición   de  Ser, convirtiéndose en animales de escaso espíritu que denigran su condición de seres humanos.

Caído el Rey hemos salido muchos héroes a demostrar nuestra valentía, llamándolo con todo calificativo existente o inventándolos  pero bien merecidos. En estas pocas letras quiero agradecer  a una serie de hombres y mujeres que por no caer en el error de la omisión no los detallo, pero que a lo largo de estos 10 años se enfrentaron al poder de este aprendiz de dictador, gracias por su lucha por decir lo que muchos pensábamos pero que no lo publicábamos, muchos como yo, qué sin ser políticos,  articulistas, sino simplemente ciudadanos nos veíamos representados por estos. A aquellos que siendo políticos lo enfrentaron, que aprendan de los errores cometidos y en caso de llegar al ansiado Poder no pierdan la brújula de la vida ni la humildad del grande. A los que no siendo políticos, mi admiración y reconocimiento por sus magníficos  comentarios y el apoyo para que desde su trinchera sigan poniendo el nombre en alto de los que no tenemos voz.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.