Sábado, 23 de Junio del 2018. Guayaquil, Ecuador
Deportes
conte-mou

13 enero, 2018

Desde la “demencia senil” al “amaño de partidos”

Los entrenadores del Manchester United y Chelsea protagonizaron un cruce de frases hirientes que según el italiano resolverán solos "en una habitación".

La relación entre José Mourinho y Antonio Conte hace tiempo que es pésima y desde el desembarco de ambos en la Premier League, sólo han protagonizado cruces tanto dentro como fuera del terreno. Esta semana, volvieron a protagonizar un episodio escandaloso.

El conflicto inició cuando Mourinho recordó que hubo un tiempo en el que solía festejar alocadamente y remarcó que ahora está más calmado aunque los sigue viviendo los partidos con la misma pasión, aunque sin comportarse como "un payaso": "Prefiero hacer lo que hago, es mejor para mi equipo y para mí mismo".

Un periodista trasladó aquella definición al italiano, quien suele protagonizar un show de saltos y gritos durante los encuentros desde el banco de suplentes. El italiano no se tomó bien la definición de su colega y disparó: "Creo que se trata de algo, no sé cómo se llama, pero creo que es demencia senil cuando no recuerdas lo que hacías en el pasado".

Esto hizo enfurecer a Mourinho, quien primero culpó a la prensa por tergiversar sus declaraciones iniciales, luego explicó que en ningún momento se refería a Conte y finalmente disparó: "Seguramente cometeré errores en el futuro. Lo que sí que sé es que nunca me suspenderán por amañar partidos".

Ese comentario no fue nada casual y refiera aun caso de 2011 cuando el actual técnico del Chelsea trabajaba en el Siena de la segunda división italiana y fue involucrado en un caso de arreglo de partidos. En 2016, finalmente fue absuelto pero el caso aún es recordado en Europa.

Este fin de semana, Conte le contestó al portugués: "Es difícil responder a este tipo de comentarios porque cuando el objetivo de una persona es ofender e insultar a otra, es un hombre pequeño. Él era un hombre pequeño en el pasado, es un hombre pequeño en el presente y lo será en el futuro. Pero siempre es lo mismo. No es una sorpresa".

El italiano remarcó que esto es un problema personal y nada tienen que ver los clubes, por lo que lo invitó a solucionar sus problemas fuera de los micrófonos y de las formalidades: "Seguro que cuando nos enfrentemos al Manchester United, habrá una buena oportunidad de aclarar la situación en una habitación. Él y yo. Estaré listo, no creo que él esté listo".

INFOBAE