Miércoles, 19 de Septiembre del 2018. Guayaquil, Ecuador
Opinión
opinion-la nacion

7 septiembre, 2018

CUANDO EL RÍO SUENA ES PORQUE PIEDRAS TRAE

Antonio Aguirre antonioxaguirre@gmail.com

Cuando se escucha con frecuencia un rumor o comentario referente a algún problema del momento, por lo general tiene algún fundamento creíble. En este caso, me permitiré comentar, los rumores que llegan a diario y por varias fuentes, algunas creíbles y otras no. Los actores principales son los miembros de la diáspora venezolana a quienes, los simpatizantes y los socios del Dictador Nicolás Maduro los envían a buscar refugio en otros países, entre ellos, el nuestro. Aquí tienen grandes aliados expertos en organizaciones subversivas por los cuales solo citaré tres apellidos: Patiño, Collaguazo y Jarrín.

Se conoce que las autoridades del PSUV de Caracas tienen diseñado el plan “ZORRO”, que consiste en enviar junto con los refugiados a grupos de agentes cubanos y venezolanos de las milicias Bolivarianas a preparar y planificar la desestabilización de los países receptores de los migrantes, los once países reunidos en Quito, a comienzo de esta semana, acordaron aceptar los documentos caducados de los venezolanos, facilitando el envío de toda la miseria humana igual como lo hizo Fidel Castro con los Marielitos.

La situación política interna de nuestro país es muy frágil, juegan a favor de los sediciosos varias circunstancias como por ejemplo: La presencia de la Sra. Vicepresidente de la República que simpatiza con los regímenes dictatoriales comunistas, la lentitud del Sistema Judicial que sigue protegiendo a varios prófugos y tiene centenas de juicios importantes represados; la sofisticada preparación anticipada de los sumisos ovejunos para defender a su líder, la posible complicidad de autoridades de instituciones internacionales, la difícil situación fiscal administrada en forma deficiente por el actual equipo económico, etc, etc…

La lentitud del Señor Presidente, sus malos e inesperados nombramientos, el continuismo del reciclaje, los ofrecimientos de campaña incumplidos, las inversiones internacionales que hasta ahora suenan a puro cuento, las malas compañías y amistades políticas, todo esto junto, a veces dejan la sensación que seguimos embarcados en la misma rueda girando sobre el mismo eje.

Son tan irresponsables que no se dan cuenta que están favoreciendo al mismo sistema socialista comunista anterior y que le están dando todas las facilidades para el retorno del Mesías prometido que sigue con su teatro de ignorancia programada.