Jueves, 20 de Septiembre del 2018. Guayaquil, Ecuador
Emprendedores
2752623h134

23 agosto, 2018

Creó una red de cafeterías en homenaje a su abuela y factura $75 millones

Emmanuel Paglayan hizo gran parte de su carrera en finanzas gracias a clientes a los que no les conocía la cara: los inversores institucionales. Un día decidió cambiar de rumbo. La economía real y sus relaciones humanas lo tentaban. Y así transformó su rutina, una comandada por los términos fusiones, adquisiciones y private equity, por otra de lattes, scons y tortas.

"Fue un poco de inconsciencia, un poco de 'mandarse' y otro poco de convicción sobre la idea que quería desarrollar", explicó sobre la receta de su cambio en el programa Comunidad de Negocios, emitido por LN+ .

En noviembre de 2013 empezó su negocio, el restaurante y cafetería Ninina, que hoy tiene tres sucursales. Invirtió US$500.000 y ahora la compañía factura $75 millones al año.

¿Por qué Ninina? "El nombre es como le decíamos a mi abuela. Yo soy el primer nieto e inventé el apodo", explicó. El negocio también sigue la tradición de la madre de Paglayan, que se dedicó a la pastelería.

Con la inspiración que le llegó de dos mujeres de su familia, entonces, emprendió el negocio que hoy no piensa convertir en una cadena, pero sí cree que tendrá unas sucursales más en los próximos años.

Para terminar, habló de las diferencias entre su trabajo en finanzas y su tiempo en Ninina: "Antes, si tenía que hacer una presentación a mis jefes o a un cliente podía decidir cuándo y dónde hacerla. Ahora tengo que estar preparado para que el cliente llegue y me pida lo que se le dé la gana, y no le puedo decir que no. Necesito estar preparado en todo momento", resumió.

LN