Viernes, 21 de Septiembre del 2018. Guayaquil, Ecuador
Internacional
45285727_403

30 agosto, 2018

Costa Rica rechaza suministrar lista de inmigrantes nicaragüenses al presidente Daniel Ortega

El presidente de Nicaragua pidió a Costa Rica la lista de nicaragüenses que han huido al país vecino y mostró su interés en reclamar a quienes considera que cometieron crímenes antes de emigrar.

Managua. Decenas de miles de nicaragüenses han huido de su país desde abril pasado, sobre todo hacia Costa Rica, debido a la crisis sociopolítica que ha dejado cientos de muertos en protestas contra el presidente Daniel Ortega.

Según el Gobierno costarricense, al menos 23.000 nicaragüenses han solicitado asilo en su país.

"Les vamos a pedir el listado oficial (de nicaragüenses) para poder decir con toda claridad cuáles son los que cometieron delitos, los demás pueden regresar sin temor", dijo el presidente Daniel Ortega este miércoles, en un acto público, ante miles de seguidores y trabajadores del Estado.

El mandatario nicaragüense hizo el anuncio al rechazar un informe de las Naciones Unidas sobre la represión y violación de los derechos humanos en Nicaragua.

La CIDH reporta 322 muertos producto de la represión gubernamental, mientras que organismos humanitarios locales estiman que entre 400 y 500 personas han desaparecido o fueron convertidos en "reos políticos". Costa Rica rechaza pedido de Ortega. Sin embargo, este jueves la Cancillería de Costa Rica respondió que el Gobierno del país centroamericano no suministrará una lista de inmigrantes o refugiados nicaragüenses como lo propuso el presidente Ortega.

"El Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto no puede dar detalles sobre solicitantes de refugio o asilo ya que se trata de información sensible que se rige por el principio de confidencialidad", dijo la oficina de comunicación institucional de la Cancillería.

ONG denuncian 400 desaparecidos. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) reporta 322 muertos producto de la represión gubernamental, mientras que organismos humanitarios locales estiman que entre 400 y 500 personas han desaparecido o fueron convertidos en "reos políticos".

Las protestas contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, comenzaron por unas reformas de la seguridad social, que finalmente fueron retiradas, y se convirtieron en la exigencia de que renuncie el mandatario, después de 11 años en el poder, entre acusaciones de abuso y corrupción en su contra.

Autor: Deutsche Welle