Miércoles, 19 de Septiembre del 2018. Guayaquil, Ecuador
Economía
La Cancillería

La Cancillería

12 marzo, 2018

Cooperación Española invirtió 8 millones de dólares en asistencia técnica para proyecto de riego en Tungurahua

La Cancillería junto con la Cooperación Española y otros delegados visitaron en esta semana un proyecto de riego que fomenta el desarrollo productivo con enfoque territorial de desarrollo, sostenibilidad ambiental e igualdad de género, en la parroquia de San Andrés del Cantón Píllaro, de la Provincia de Tungurahua.

Este proyecto cuenta con la inversión de 8 millones de dólares en asistencia técnica, el cual beneficia a 5.000 usuarios y se ejecutan actualmente en 3.260 hectáreas. Como resultado de este trabajo conjunto la producción aumentó notablemente de cinco a un aproximado de 80 productos al año.

El objetivo del proyecto es impulsar la diversificación de la producción agropecuaria, generación de valor agregado y comercialización. Consolidar un modelo de desarrollo económico territorial rural, bajo la perspectiva de la economía popular y solidaria, dirigido a la pequeña y mediana agricultura familiar campesina. Además posicionar a Píllaro como territorio demostrativo ya que cuenta con sistemas de riego tecnificados a nivel parcelario.

Esta visita estuvo conformada por Carmen Castiella Ruíz de Velasco Directora de Cooperación con América Latina y el Caribe, de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y delegaciones involucradas en el proyecto como: el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, el Ministerio de Agricultura y Ganadería, Unión Europea, Gobierno Provincial de Tungurahua, Gobierno Autónomo Descentralizado de la Parroquia San Andrés, la Organización No gubernamental para el Desarrollo “Central Ecuatoriana de Servicios Agrícolas” (CESA), presidente y resentantes de la Junta General del Sistema de Riego Píllaro Ramal Norte.

La Secretaria de la Junta Central de Riego Píllaro Ramal Norte, Rosario Tixe Constante, es una de las beneficiadas y afirmó que gracias a este proyecto de riego aumentó la producción drásticamente, antes solo cosechaban una vez al año maíz, cebada, trigo y poca cantidad la quinua. Además resaltó la participación de las mujeres: “Nosotras nos dedicamos a la siembra, trabajamos la tierra, cosechamos y vendemos los productos.Queremos fortalecer la producción del campo y poder heredar estas actividades a las nuevas generaciones”.

Las delegaciones tuvieron la oportunidad de conocer de primera mano y a través de sus protagonistas (beneficiarios, participantes y socios locales), los distintos resultados que el programa ha logrado consolidar. (Cancillería/LA NACIÓN)