Miércoles, 19 de Septiembre del 2018. Guayaquil, Ecuador
Tecnología
1081783193

6 septiembre, 2018

Conoce por qué los ciclistas serán los protagonistas de la ciudad del futuro

Con el auge de la ciudad inteligente, los centros urbanos quieren cambiar. Es la oportunidad para los ciclistas de ponerse en un rol protagónico, según explicó a Sputnik Iván Páez Mora, un emprendedor chileno considerado como uno de los innovadores más influyentes por la revista de tecnología del Massachusetts Institute of Technology (MIT).

Hace un siglo, las calles de las ciudades estaban ocupadas principalmente por peatones, caballos y algún que otro tranvía. En medio de esa tecnología comenzaba a irrumpir el automóvil.  A partir de entonces, los centros urbanos se comenzaron a pensar en función de las posibilidades que ofrecían los vehículos motorizados.

Hoy, en épocas de diseño de ciudades inteligentes, los ciclistas tienen la oportunidad de irrumpir y cambiar este modelo por ellos mismos. La ambición de alcanzar este ideal de urbe deja de manifiesto que se quiere "cambiar" la situación actual, dijo Páez Mora en diálogo con Sputnik.

Un ciclista no solo es una persona "que tiene una forma de movilizarse". La tracción necesaria para hacer andar el birrodado es una forma de hacer ejercicio. Por lo tanto, se enferma poco. En general, son personas que "consumen bien" y responsablemente. También "suelen estar preocupados de los nutrientes" que ingieren y beben más agua.

Páez fue considerado por la revista del MIT como uno de los principales innovadores con más capacidad de influir en América Latina gracias a Kappo, "una empresa que busca que las ciudades del mundo sean más amigables con las bicicletas". Para eso, la firma ofrece tres productos.

Por un lado, una aplicación con más de 60.000 usuarios activos en todo el mundo, que oficia como una especie de 'Pokémon GO' del ciclismo urbano. Los usuarios pueden registrar sus recorridos y conocer las vías más amigables en la ciudad. Al mismo tiempo, esta utilidad recaba datos con las principales tendencias de los usuarios.

La información del juego se analiza y se muestra a los gobiernos locales a través de una plataforma. Horas pico, preferencias de recorridos y macrodatos de los usuarios permiten a los tomadores de decisiones "construir ciclovías basándose en cómo se mueve realmente la gente".

Más recientemente, Kappo ha apostado por motivar a las empresas a ser un 'Cool place to bike', es decir, un lugar amigable con las bicicletas. Así, incentivan a sus empleados a transportarse sobre dos ruedas.

Estas tres vertientes han sido reconocidas a nivel mundial, más allá de Chile. Dubái, Francia, China, Alemania, España o Dinamarca son algunos de los sitios donde la startup recibió algún tipo de reconocimiento. En Copenhague, la ciudad considerada más amigable para los ciclistas (que desplazó a Ámsterdam de su primer lugar en el podio), Páez vio que un modelo urbano distinto era viable.

"Una cosa buena de la bicicleta es que es transversal a todos los estratos sociales, a diferencia del auto. Para tener un coche, es necesario un cierto ingreso mensual, no solo  para poder comprártelo: hay que echar bencina, seguro, pagar autopista… en cambio cualquier persona puede tener acceso a una bicicleta", indicó Páez Mora.

SPUTNIK