Jueves, 20 de Septiembre del 2018. Guayaquil, Ecuador
Emprendedores
na linterna, que asimismo funciona como un dispositivo de choques eléctricos, exhibida por un vendedor en una tienda de equipamiento seguro, en Pekín. (Efe)

na linterna, que asimismo funciona como un dispositivo de choques eléctricos, exhibida por un vendedor en una tienda de equipamiento seguro, en Pekín. (Efe)

23 septiembre, 2014

China aumenta producción y exportación de herramientas de tortura

Más de 130 compañías están implicadas en la fabricación o comercio de los equipos -destinados especialmente a organismos de orden público-, en relación con las cerca de 28 que había hace una década.

BEIJING. Decenas de empresas chinas están produciendo y exportando "herramientas de tortura", desde pistolas eléctricas a bastones con punta de metal, a países con mal historial de respeto a los derechos humanos, denunció Amnistía Internacional.

Estos instrumentos facilitan el abuso de los derechos humanos por parte de cuerpos de seguridad en naciones africanas y del sudeste asiático, dijo Amnistía Internacional.

"Si bien no hay duda de que algunas de las exportaciones son usadas en operaciones policiales legítimas, China también ha exportado equipos que tienen efectos inhumanos o son un riesgo sustancial para causar violaciones a los derechos humanos por parte de organismos de seguridad extranjeros", indicó.

Una compañía, China Xining Import/Export Corporation, que publicita esposas para pulgares, sillas inmovilizadoras y pistolas con descarga eléctrica, dijo en 2012 que mantiene relaciones con más de 40 naciones de África, según AI. La firma no pudo ser contactada para comentar la denuncia.

La ONG trabajó con Omega Research Foundation, con sede en Reino Unido, que investiga el comercio y uso de equipamiento militar, de seguridad y policial.

Al ser preguntado por el informe, una portavoz de Ministerio de Relaciones Exteriores chino dijo que Amnistía Internacional no es una organización fiable.

"Esta organización internacional siempre es parcial contra China y realmente pongo en duda la autenticidad del informe", comentó la vocera, Hua Chunying.

China es un gran inversor en África, rica en recursos y materias primas, y el Gobierno dijo en julio que más de la mitad de su ayuda al exterior -de más de 14.000 millones de dólares entre 2010 y 2012- está destinada a ese continente.

La tortura por parte de los organismos de seguridad es un problema generalizado dentro de China. El máximo tribunal del país dijo en noviembre que eliminará el uso de la tortura para conseguir confesiones.

AI dijo que fotografías publicadas en medios de Ghana, Senegal, Egipto y Madagascar parecían mostrar a la policía portando bastones de electrochoque hechos en China.

"Amnistía Internacional y Omega creen que algunas de las armas y equipos fabricados en China tienen efectos abusivos inherentes que son opuestos a los estándares internacionales sobre los derechos humanos para las fuerzas de orden público", afirmó el grupo. (Reuters/La Nación)