Sábado, 22 de Septiembre del 2018. Guayaquil, Ecuador
Actualidad
fiscalia_54219_crop_650x34000-1

12 septiembre, 2018

Caso ODEBRECHT: Investigan a Rafael Correa, Jorge Glas y otros ex altos funcionarios por supuesta delincuencia organizada


Carlos Pólit, Diego García, Galo Chiriboga, Carlos Baca, José Serrano, Alexis Mera y la constructora brasileña están incluidos

La Fiscalía General del Estado abrió una indagación por el delito de delincuencia organizada para determinar si actuó en el país una estructura delictiva de alto nivel, en la trama de sobornos de ODEBRECHT. Entre los investigados está el expresidente Rafael Correa, el ex vicepresidente Jorge Glas, y otros ex altos funcionarios.

Esta indagación nace de la denuncia presentada el pasado 5 de marzo por el ex asambleísta César Montúfar, quien señala principalmente a Rafael Correa.

“Como el cabecilla de esa banda delincuencial que hizo del Ecuador no una situación y un país en que la delincuencia y la corrupción sean hechos aislados, sino un hecho estructural y sistémica”, indicó.

Seis meses después se oficializó la apertura del expediente a través de un escrito de la fiscal subrogante Ruth Palacios, fechado al 6 de septiembre.

En ese texto se dispone la apertura de la investigación previa, ya que el anterior fiscal subrogante, Gen Rhea, quien estuvo a cargo del caso, ordenó una serie de diligencias pero no constaba la resolución del inicio del proceso judicial.

Además del ex gobernante, serán investigadas otras altas autoridades del Estado que estuvieron en funciones en el régimen anterior: el ex vicepresidente Jorge Glas, actualmente en prisión, el ex contralor Carlos Pólit, quien está prófugo, el ex procurador Diego García, los ex fiscales generales Galo Chiriboga y Carlos Baca Mancheno; el legislador, ex presidente de la Asamblea y exministro del Interior José Serrano; el exsecretario jurídico de la Presidencia Alexis Mera y la constructora brasileña ODEBRECHT.

En el oficio, la Fiscalía también solicita que se notifique a los investigados con la apertura del caso y pide que se asigne a un agente para que se encargue de las notificaciones. Esto con el propósito de que “ejerzan su derecho a la defensa”.

El delito de delincuencia organizada, por el cual se abre esta indagación, es sancionado con prisión de siete a 10 años.

Con información de Ecuavisa, El Comercio y Ecuadorinmediato

(PAY)