Viernes, 21 de Septiembre del 2018. Guayaquil, Ecuador
Internacional
morales-bolivia-chile-silala-guarachi_lrzima20180831_0022_3

31 agosto, 2018

Bolivia contrademanda a Chile en la CIJ y pide soberanía plena sobre el flujo artificial de las aguas del Silala

El presidente Evo Morales anunció este viernes que además se presentó la contramemoria, en la que se pide al tribunal internacional rechazar la demanda de Chile y declarar que el recurso hídrico en disputa no corresponde a un río de curso internacional, tal como solicita el país trasandino.

A tres días de que se venza el plazo, Bolivia presentó ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya la contramemoria en el juicio planteado por Chile reclamando derechos sobre las aguas del Silala, donde plantea el rechazo del pedido con una declaratoria de que el recurso hídrico en disputa no corresponde a un río de curso internacional, tal como alega el país trasandino.

Paralelamente presentó una contrademanda en la que pide al tribunal internacional que juzque y declare que Bolivia tiene soberanía plena sobre los canales artificiales y los mecanismos de drenaje construidos en el Silala, que están ubicados en su territorio, y tiene el derecho soberano a decidir cómo los mantendrá.

El anuncio lo hizo el presidente Evo Morales en una conferencia de prensa en la que leyó un documento que resume las dos determinaciones. En el caso de la contramemoria, dijo que el pedido boliviano se encuentra sustentado en argumentos científicos, jurídicos y políticos.

“La contramemoria se funda en estudios realizados en la zona del Silala que incluyen investigaciones geológicas, geofísicas, hidráulicas, hidrológicas, hidroquímicas y medioambientales que confirman que el caudal considerable de las aguas de los manantiales del Silala fluyen artificialmente hacia el territorio chileno por las obras de canalización realizadas en el siglo pasado”, anunció el Presidente.

Con ello, dijo que se pide a la CIJ que "desestime y rechace la demanda de Chile y declare principalmente que las aguas de los manantiales del Silala, a diferencia de lo que demanda Chile, tienen una naturaleza distinta en virtud de los canales y drenajes artificiales que alteraron su curso".

En el caso de la contrademanda, dijo que se pide al tribunal internacional "que juzgue y declare que Bolivia tiene soberanía sobre los canales artificiales y los mecanismos de drenaje en el Silala, que están ubicados en su territorio, y tiene el derecho soberano a decidir cómo los mantendrá".

Agreó que "Bolivia tiene soberanía sobre el flujo artificial de las aguas del Silala, que ha sido diseñado, mejorado o producido en su territorio y Chile no tiene derecho a ese flujo artificial".

La administración de la chilena Michelle Bachelet presentó la demanda contra Bolivia en medio del proceso marítimo que instaló La Paz en el mismo tribunal y que ahora se encuentra en su fase final, ya que se espera conocer el fallo de la CIJ entre septiembre y octubre de este año.

Por el momento, de acuerdo a procedimiento de la corte, los detalles de los argumentos expuestos son reservados, aunque Morales mencionó que en este caso no puede ser aplicado el derecho internacional, al que acude el país demandante, porque en este caso el uso de las aguas se da a partir de una canalización artificial y su fin es la explotación minera y no el bienestar del ser humano.

“El derecho internacional aplicable a estas aguas no es uniforme ni definitivo y distingue los flujos artificiales de los flujos naturales a los efectos de su uso equitativo y razonable”, explicó escuetamente para luego anunciarm la contrademanda.

Obras artificiales de hace más de 100 años canalizan el agua de los manantiales hacia el otro lado de la frontera. Parte de esas instalaciones están en suelo boliviano, específicamente en el Cantón Quetena Chico, en Potosí.

Para Morales, cualquier entrega de ese flujo artificial de agua debe ser parte de un acuerdo y una compensación.

La Razón Digital / Carlos Corz / La Paz