Jueves, 20 de Septiembre del 2018. Guayaquil, Ecuador
Entretenimiento
1536592875_662175_1536593701_noticia_normal_recorte1

10 septiembre, 2018

Ben Affleck recibe en rehabilitación la visita de su última conquista

La modelo de Playboy Shauna Sexton ha sido vista saliendo del centro de rehabilitación en Malibú donde se encuentra ingresado el actor Ben Affleck hace más de una semana. La joven, de 22 años, fue vista conduciendo el Ford SVU del ganador del Oscar y ha pasado cuatro horas junto al actor en el centro.

Sexton y Affleck pasaron juntos los días previos a la recaída del actor. A raíz de su relación, la modelo fue acusada en las redes sociales de haber influido en el comportamiento del actor. "Para que sepan, nunca bebí cerca o con él", respondió a uno de los acusadores en su cuenta de Instagram. "Claro que me gusta beber y salir de fiesta. A casi todos los que tienen 22 años les gusta", contestó a quien apuntó que había sido arrestada por beber siendo menor de edad y por intoxicación publica el año pasado. “¿Pero esos errores implican que voy a dejar de respetar a alguien que se ha ganado su sobriedad bebiendo con él o frente a él? Por Dios, no. Tengo un respeto sin límites hacia quienes tienen la humildad y la madurez de admitir que necesitan arreglar algo en sus vidas. Tengo todavía más respeto por quienes pasan a la acción y hacen algo".

"Dicho esto, Ben ya está crecidito, colega. Toma sus propias decisiones. Acusar a alguien de 22 años de mandar a rehabilitación por tercera vez a alguien es ridículo. Él es humano. Yo soy humana", agregó la modelo.

El protagonista de Gone Girl ingresó en rehabilitación el 22 de agosto tras una gestión dirigida por su exesposa, la actriz Jennifer Garner. El también director pasó días sin ducharse y sin apenas comer. Esta es la tercera vez que Affleck es ingresado por su adicción al alcohol en los últimos dos años. Previamente el actor buscó tratamiento en marzo y en noviembre de 2017.

En principio, el actor duerme en el centro de rehabilitación, pero en los últimos días ha conseguido permiso para salir a entrenarse en su casa e incluso para ir a la peluquería siempre acompañado de un tutor.

EL PAÍS