Domingo, 22 de Abril del 2018. Guayaquil, Ecuador
Entretenimiento
563549_1

16 abril, 2018

Basada en hechos reales

D’après une histoire vraie: la película más reciente de Roman Polanski, elegida para cerrar el pasado Festival de Cannes, es un ejercicio de suspenso que sigue la relación entre una escritora exitosa y una joven admiradora.

Hace tiempo, Roman Polanski demostró ser un maestro para hacer retratos psicológicos angustiosos, particularmente de mujeres. Aún hoy, si se quiere ver –y sentir, porque ahí está lo que tienen de magistral esas películas: la transmisión de la angustia– un retrato de una mujer consumida por la ansiedad, difícilmente se encontrarán mejores ejemplos que sus Repulsión (1965) o El bebé de Rosemary (1968).

Esta película está basada en una novela de Delphine de Vigan, adaptada por Polanski y Olivier Assayas, y por momentos todo se siente más cercano a los intereses recientes del segundo, quien, en Personal Shopper (2016) y Las nubes de María (2014), ha demostrado una fascinación entre light y morbosa por los personajes de la farándula europea y su forma de tratar a sus empleados.

Como en esas dos, Basada en hechos reales se centra en la relación desequilibrada entre dos mujeres, la exitosa novelista Delphine Dayreux (Emmanuelle Seigner, esposa de Polanski) y una misteriosa muchacha llamada simplemente Elle (que significa ‘ella’ en francés, interpretada por Eva Green) quien la admira muchísimo y escribe biografías de famosos.

La dinámica entre las dos protagonistas es extraña y desconcertante: Seigner parece extenuada y letárgica, mientras que Green replica la agresividad villana de folletín en la que se ha especializado en Hollywood (y pocas actrices se sobreactúan tan intensa y gustosamente).

En un plano realista, parece un error de química entre las dos, como si cada una estuviera en una película distinta. Aunque al final esa diferencia cobra sentido, durante buena parte del asunto no permiten que el drama tome impulso y entorpece la transmisión de la angustia, ese gran logro de hace tanto tiempo. (Semana/La Nación)*