Miércoles, 19 de Septiembre del 2018. Guayaquil, Ecuador
Actualidad
Un virus respiratorio está enviando a cientos de niños a los hospitales de Missouri y posiblemente en todo el Medio Oeste de Estados Unidos y más allá, según las autoridades.(Internet)

Un virus respiratorio está enviando a cientos de niños a los hospitales de Missouri y posiblemente en todo el Medio Oeste de Estados Unidos y más allá, según las autoridades.(Internet)

9 septiembre, 2014

Aumenta número de niños afectados por extraño virus en Estados Unidos

Esta cepa, que no es común, genera graves dificultades respiratorias. Algunos niños ameritan hospitalización.

 

Washington.- Las autoridades sanitarias en al menos once estados están en alerta por el número creciente de casos de niños afectados por un virus raro que causa síntomas parecidos a los del resfrío, en particular dificultades respiratorias.

El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC) indicó que los hospitales en Kansas City y Chicago fueron los primeros que dieron cuenta, a fines de agosto, de un incremento en el número de casos de niños afectados por el enterovirus 68. El CDC encontró el enterovirus 68 en diecinueve de veintidós especímenes analizados en Kansas City y en once de catorce estudiados en Chicago. La edad media de los pacientes fue de cuatro a cinco años. Luego se han detectado casos en todo el Medio Oeste y el Sur. En el Hospital Infantil de Colorado al menos 447 niños fueron llevados a las salas de emergencia en apenas tres días, y un portavoz de ese centro médico señaló que el sistema de salud está preparado para brotes de este tipo.

"El comienzo de clases es, probablemente, un factor del aumento de casos en esta época del año", señaló Mark Pallansch, director de la división de enfermedades virales en el CDC.

Los enterovirus, informó el CDC, son comunes, pero esta cepa en particular no lo es. "Queremos que los médicos estén alerta por este virus", dijo Anne Schuchat, directora del Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias, quien agregó que casi la mitad de los casos confirmados ocurrieron en niños que tienen un historial de asma o dificultades respiratorias. Schuchat agregó que muchos de los niños afectados se curan en aproximadamente una semana, pero algunos pueden requerir hospitalización.

Para prevenir la propagación de la enfermedad se recomiendan "los pasos habituales", dijo Schuchata: lavado de manos y desinfección de las superficies, especialmente de los pestillos de puertas, juguetes y utensilios de comer, dijo. (Efe/La Nación)