Martes, 18 de Septiembre del 2018. Guayaquil, Ecuador
Entretenimiento
398fd185c002c1e4ad3ee220a9496b2e_xl

17 agosto, 2018

Aretha será recordada como la voz del feminismo y respeto por los derechos

”Lady Soul” falleció este jueves 16 de agosto en Detroit, a los 76 años. Artistas y seguidores expresaron su pesar en redes sociales, mientras que la prensa internacional rememoró sus éxitos y presentaciones que la han convertido en una leyenda. La talentosa e ícono del soul de los años sesenta, Aretha Franklin, ha partido. Una lucha contra el cáncer de páncreas que sufría desde 2010 apagó su vida la mañana del jueves 16 de agosto con un triste final que mantuvo a sus seguidores orando por días al pie de la iglesia Bautista de New Bethel, en Detroit, Estados Unidos, donde su padre, Clarence LaVaughn Franklin, laboró por más de 30 años.

Justamente él sería el mánager de una carrera catapultada por su voz que acarició el jazz, góspel, pop y el rythm and blues. “Respect” (1967),  del álbum I never loved a man, fue el tema de Otis Redding que logró convertir en símbolo del feminismo por vender el millón de copias. Más de 40 álbumes avalan la trayectoria de esta cantante afroamericana originaria de Memphis, Tennesee, quien fue madre desde los 14 años (tuvo cuatro hijos). Aunque se dijo mucho sobre su alcoholismo, los fracasos amorosos y la adicción a la comida, sus éxitos le otorgaron 18 premios Grammy y 75 millones de discos vendidos. La inseguridad solía ser el talón de Aquiles de Aretha. Así lo aseveraba la prensa internacional en relación a la opinión que ella tenía ante un nuevo artista revelación. Sin embargo, brilló en duetos que hiciera con George Michael, Annie Lenox, Brian Adams, Christina Aguilera y otros con gran fama. Una de sus más recordadas actuaciones fue para el concierto Divas Live (1999), en la que cantó “A natural woman” junto con Carole King, Celine Dion, Mariah Carey, Gloria Estefan y Shania Twain.

De sus centenas de reconocimientos destacan la medalla presidencial de la libertad entregada por el expresidente George W. Bush (2005), una distinción que resaltó su lucha por los derechos civiles en Estados Unidos a través de su arte. Y es que la misma Aretha padeció la segregación racial en su infancia, siendo cercana por su familia, al reconocido reverendo Martin Luther King con quien viajó en caravanas religiosas para exigir garantías individuales. Su última actuación musical en 2017, para la Fundación Elton John contra el sida, en Nueva York, la reivindicó como la “Reina del Soul”. “La reina ha muerto, larga vida a la reina. Descansa en paz, Aretha Franklin”, escribió su gran amigo Elton John en Twitter y a quien le siguieron otros famosos que lamentaron la partida de “Lady Soul”, una leyenda que le puso música a la lucha feminista.

ET