Sábado, 21 de Julio del 2018. Guayaquil, Ecuador
Actualidad
Carlos Larrea fue nombrado como embajador de Ecuador en China, tras tres años de representar al país en Belarús

Carlos Larrea fue nombrado como embajador de Ecuador en China, tras tres años de representar al país en Belarús

13 febrero, 2018

“Admiro el heroísmo del pueblo belaruso y su aporte a la historia mundial”: Carlos Larrea

La agencia BelTA entrevistó al embajador ecuatoriano sobre el trabajo realizado en Belarús, los temas claves de la agenda internacional y sus planes para el futuro. Anunció que el 16 de febrero se realizará la segunda reunión de consultas políticas en Quito.

Balarús, 6 feb (Andes).-  Las relación y cooperación cultural, humanitaria, económica, comercial e interparlamentaria entre Belarús y Ecuador ha sido destacada en los últimos tres años con el apoyo del embajador ecuatoriano Carlos Larrea, quien deja la misión diplomática en Minsk, para trasladarse a China.

La agencia BelTA entrevistó al embajador ecuatoriano sobre el trabajo realizado en Belarús, los temas claves de la agenda internacional y sus planes para el futuro.

Anunció que el 16 de febrero se realizará la segunda reunión de consultas políticas en Quito, en donde los vicecancilleres de ambos países actualizarán la agenda de trabajo en sectores de mutuo interés que comprenden el sector energético, agricultura y seguridad, entre otros.

 ¿Cuáles son las prioridades actuales de la cooperación belaruso-ecuatoriana?

Tenemos una agenda de política exterior que fue el resultado de un proceso de interacción del Estado con todos los sectores de la sociedad, de manera especial el productivo. Ecuador necesita de la cooperación externa para modernizar su modelo de producción. Las condiciones del país contribuyen a la promoción de la industrialización, pero también se necesita asistencia técnica internacional.

Además, Ecuador en el futuro tiene la intención de convertirse en un proveedor regional de energía limpia, ya que en los últimos años se ha generalizado la política de fomentar la producción amigable con el ambiente. Y la cooperación tecnológica, con un socio como Belarús, juega un rol especial. Ambos países realizan grandes esfuerzos para conocerse mejor y explorar recíprocamente sus mercados. Estoy seguro de que las nuevas medidas encaminadas a mejorar el conocimiento de los respectivos mercados y las actividades de promoción comercial nos permitirán a corto plazo posicionar de forma más efectiva un país en el otro.

¿Qué grandes proyectos están llevándose a cabo con la participación de los especialistas belarusos y ecuatorianos en el territorio de ambos países?

El proyecto emblemático es un contrato de inversión por 123,5 millones de dólares con la empresa Belorusneft para la ejecución de servicios petroleros en el Campo Armadillo, ubicado en la Amazonía ecuatoriana (Bloque 55) en modalidad de producción incremental. En 2017, este proyecto se convirtió en uno de los más importantes de “Belorusneft”. Se construyeron 5 pozos altamente productivos, con una producción diaria promedio de petróleo de 350 toneladas. La proyección de la reinversión en el corto y mediano plazo se proyecta sobre los 300 millones de dólares.

Durante la segunda reunión de consultas políticas que tendrá lugar en Quito, este próximo 16 de febrero, los vicecancilleres de ambos países actualizarán la agenda de trabajo en este ámbito y en otros sectores de mutuo interés que comprenden el sector energético, agricultura y seguridad, entre otros.

El Ecuador está interesado en proyectos de alto rendimiento con la posibilidad de transferir tecnologías que involucren a todos los sectores de la economía, teniendo en cuenta la participación del sector privado y el mejoramiento de nuestra balanza comercial en áreas como la agricultura y el sector farmacéutico, entre otros.

El presidente Lenín Moreno se caracteriza por su pragmatismo al igual que el Presidente Aleksandr Lukashenko. Ha exigido resultados concretos a las embajadas en el mejoramiento de las relaciones comerciales y en la captación de inversión extranjera. Hacia allá debe ir encaminada la colaboración en el ámbito del intercambio de tecnologías.

Durante su misión diplomática Usted ha hecho una gran aportación al desarrollo de las relaciones belaruso-ecuatorianas.  Según su opinión, ¿cuáles son los principales logros?

Me he encargado de impulsar importantes instrumentos que conforman el marco regulatorio de la relación bilateral en materia tributaria, educativa, académica (con la Universidad Técnica Estatal Belarusa, la Academia de Dirección adjunta al Presidente de Belarús, el Comité Estatal de Ciencia y Tecnologías), salud pública, agricultura, seguridad y defensa.

El acuerdo entre las agencias públicas de noticias ANDES y BELTA, de Ecuador y Belarús, respectivamente, permite un fluido intercambio de información y facilita el conocimiento objetivo de nuestras respectivas realidades.

El envío de ayuda humanitaria por un valor de 300.000 dólares para las víctimas del terremoto de 16 de abril, que fue entregada en Manta por el viceministro de Emergencias, el 30 de mayo de 2016, marcó un vínculo imborrable entre nuestros pueblos.

En el área de comercio, turismo e inversión debo resaltar la entrada en vigencia del acuerdo para evitar la doble tributación en impuestos sobre la renta y el patrimonio, suscrito en Minsk, el 27 de enero de 2017; la suscripción, en Ginebra, el 12 de septiembre de 2017, del protocolo sobre la conclusión de negociaciones bilaterales para el acceso al mercado de bienes con Ecuador en el marco de las negociaciones para el ingreso de Belarús a la OMC; y la suscripción, en Moscú, el 24 de noviembre de 2017, del acuerdo de cooperación económica y comercial entre el Ministerio de Comercio Exterior y la Comisión Económica Eurasiática.

Las actividades de promoción comercial, turística y cultural que la embajada ecuatoriana ha realizado son innumerables. Contabilizamos 27 reportajes de televisión y prensa escrita a nivel nacional, 23 actividades de promoción comercial para posicionamiento de marca sectorial de rosas, camarón y cacao y varias campañas de posicionamiento de la Marca País “Ecuador ama la vida”.

En el ámbito cultural y académico, igualmente, gracias al excelente trabajo del equipo de mi embajada, hemos realizado exposiciones de arte ecuatoriano y belaruso, conciertos sinfónicos y la grabación del máster de un disco compacto de música académica ecuatoriana con músicos de ambos países. Otro trabajo permanente ha sido impartir conferencias y clases magistrales, colaborar con publicaciones en revistas científicas y participar activamente en los medios de comunicación para difundir en los círculos académicos de Belarús los temas de eventual interés estratégico para el Ecuador.

En el marco de la diplomacia ciudadana fue creado un organismo colegiado para promover los intereses del Ecuador en Belarús, que incluyó a reconocidos ciudadanos belarusos con el apoyo de su Presidente, el ministro de Educación. En cuanto a la diplomacia parlamentaria, fue establecido un grupo de cooperación que reúne a diputados de ambos países. Belarús fue aceptada como observador en el Parlamento Latinoamericano.

Las visitas oficiales de la entonces presidenta de la Asamblea Nacional del Ecuador, de parlamentarios, ministros y otros altos funcionarios hicieron posible una coordinación permanente de las acciones bilaterales en una amplia gama de áreas de cooperación. En el ámbito multilateral hemos destacado el liderazgo internacional de Belarús en la búsqueda de una solución negociada y pacífica del conflicto ucraniano así como en la lucha contra el tráfico y trata de personas.

Belarús ha visto de cerca la propuesta ecuatoriana para la elaboración de un instrumento internacional jurídicamente vinculante sobre las empresas transnacionales con respecto a los derechos humanos, tema prioritario para el Ecuador y nos han apoyado para vigorizar nuestra presencia en las diferentes instancias de Naciones Unidas. Ambos países sostenemos posturas similares a favor del advenimiento de un orden mundial multipolar y del fortalecimiento de los mecanismos de diálogo.

Compartimos también la perspectiva de que la lucha contra la corrupción, el combate a la pobreza y el ejercicio de una responsabilidad compartida pero diferenciada para afrontar el cambio climático constituyen objetivos prioritarios de nuestra política exterior.

Pronto Usted se dirigirá hacia su nuevo lugar de designación – Pekín. ¿Qué se quedará en su memoria?

Me llevo esos hermosos libros editados especialmente sobre Belarús, regalados por grandes amigos, ninguno comprado por mí. He recopilado un poco de música y unas cuantas obras de autores belarusos. Pero lo más significativo es lo intangible, lo que ha quedado grabado en mi retina. Respeto y admiro el heroísmo del pueblo belaruso y su aporte, de connotaciones planetarias, a la historia universal. Vivir aquí estos tres años fue una experiencia con carices hasta mágicos, por su gente, sus calles y sus paisajes incomparables.   (ANDES/LA NACIÓN )